Historias de Bolivia, Archivos Históricos.- Sitio dedicado a la recolección de notas periodísticas, revistas, libros, fotografías, postales, litografías, investigaciones, curiosidades, etc., etc. Todo lo relacionado con la historia de nuestra patria Bolivia. (Historia de Bolivia).

TESTIMONIO DE LA DETENCIÓN DE QUE SUFRIÓ MARÍA SALOME ALCÓN QUISPE DURANTE LA DICTADURA DE HUGO BANZER

Fuente: Libres!: testimonio de mujeres víctimas de las dictaduras - Carmen Murillo del Castillo, Lourdes Koya Cuenca, Miriam Rodriguez Sánchez, Movimiento de Mujeres Libertad.

En noviembre de 1972, año de horror y tormento, una madrugada fuimos detenidos mi hermana Elisa P. Alcón ., Mi esposo Vicente López Mamani, mi hijito Carlitos y yo. Agentes del Ministerio del Interior rompieron la puerta a patadas; me encontraron descansando con mi familia. Eran unos encapuchados armados, que gritaban disparates, que a patada limpia y a golpes nos decían: “A vestirse, carajo ¡” o ”¿Dónde está el armamento?” Y empezaron a registrar nuestro cuarto, querían cargar todas nuestras cosas: los libros de mi hermano Cecilio y las frazadas, polleras, mantas, aguayos, una multicopiadora, dos radios, todo el dinero que teníamos (aproximadamente lo que hoy serian 10.000 Bs.). Todo lo subieron a una camioneta. Lo que no se llevaron lo perdimos porque se quedó la puerta abierta.
Luego nos detuvieron: mi esposo Vicente López Mamani, mi hermana Elisa, yo, María Salome, mi hijo de 5 meses y 15 días. Mi hermanito Edgar, de 14 años, pudo escapar. Los encapuchados estaban con mi hermano Cecilio, que estaba todo golpeado. No tuvieron compasión de mi bebe y nos sacaron a patadas.
Nosotros vivíamos en una casa ubicada en la calle Calixto Ascarrunz No. 2138, de Villa Copacabana. El dueño de casa era el Sr. Casimiro Calisaya, que en la actualidad vive con su señora esposa Rosa de Calisaya. Cuando nos sacaron, había tres movilidades estacionados en la puerta: dos Jeeps y una camioneta. A mi hermana y a mí nos llevaron en uno de los jeeps; a mi esposo y a mi hermano, en el otro. Nos trasladaron al Ministerios del Interior, a un cuarto feo y pequeño, que solo tenía un colchón de paja. Yo no sabía dónde estaba mi esposo ni mi hermano, no teníamos comida, ni ropa para cambiarnos y mucho menos pañales para cambiar al bebe. Mi hijito sufrió mucho, lloraba mucho. Yo pensaba lo peor que nos iban a matar.
Solo nos sacaban en las madrugadas para declarar con el coronel Loayza. Este me amenazaba, me decía: “Tienes que hablar si no quieres que mate a tu hermano en plena plaza Murillo”. Luego, nos dijeron que estábamos saliendo en libertad para la época de Navidad. No fue así: por la noche nos llevaron a la DIN a mí y a mi hermano, nos metieron en la celda llamada “Cuartito azul”. Ahí estaban varias mujeres: la señora Loyda Guzmán y su bebe de meses, Delfina Burgoa, Graciela Aguilera, Rosangela. Las personas que nos cuidaban eran la señora Martha (que usaba el seudónimo Fernando y se vestía de varón) y los hermanos García. Nos dejaban salir al patio de vez en cuando y nos sacaban fotos.
Estaba prohibido  hablar entre nosotras y preguntar por nuestros familiares. Tiempo después me entere de que mi esposo había salido después de haber sido golpeado, maltratado. Estaba recuperándose cuando llego mi mama y me dijo que mi hermano Cecilio no aparecía por ningún lado, que estaba desaparecido. Mi mama lloraba mucho, sufría porque pensaba que estaba muerto. Decía: “quisiera encontrar a mis hijos y enterrarlos, para que habré tenido hijos”. Estaba también desaparecido mi hermano Víctor Hugo, que había estado detenido en Chile. Mis padres vinieron a verme varias veces y me hicieron llegar su cariño, que me reconforto muchísimo.

María Salome Alcón Quispe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Historias de Bolivia. Con la tecnología de Blogger.