Historias de Bolivia, Archivos Históricos.- Sitio dedicado a la recolección de notas periodísticas, revistas, libros, fotografías, postales, litografías, investigaciones, curiosidades, etc., etc. Todo lo relacionado con la historia de nuestra patria Bolivia. (Historia de Bolivia).

CRISTIAN SUÁREZ ARANA, EL EXPLORADOR

Región Chiquitana - Bolivia. Fuente: D’ORBIGNY, Alcide: Voyage das L’Amerique Meridionales, París, Pitois, Levrault, Tome Huitiéme, 1847.

Por: José E. Pradel B. / Publicado en el periódico El Diario, 5 de Agosto de 2014.

Gracias a seis décadas de vida fecunda dedicadas a la exploración y construcción de caminos, Cristian Suárez Arana es considerado, como el único explorador boliviano conocido científicamente, según la afirmación del célebre explorador sueco Barón Erland Nordenskiöld. Aventurero incansable, aprovecho cada uno de los recorridos que realizó en el oriente boliviano, para engrandecer su visión y trabajo en las tierras bajas, el cual fue un instrumento para que Bolivia pueda surcar por el río Paraguay, colonizar la región del Chaco y reivindicar la soberanía frente a Paraguay, a fines del siglo XIX.
Es en ese sentido, que en el presente estudio describimos como un justo homenaje a su labor, su vida y sus principales exploraciones. Cristian Suárez Arana, nació en 1863 en Cochabamba, hijo del destacado explorador Miguel Suárez Arana (1834- 1893) y Cristina Aguirre, hermana del escritor, abogado y diplomático Nataniel Aguirre. Cristian realizó sus estudios primarios y parte de los secundarios en la ciudad de Cochabamba.
En 1879, muy joven a los 16 años acompañó a su padre a Puerto Suárez y lo colaboró en las gestiones de la conformación de la Empresa Nacional 2. En ese sentido, en 1881, su padre lo envió a iniciar y conducir los trabajos de apertura del camino de Lagunillas a Bahía Negra, un año después se dirigió acompañando a su progenitor a la ciudad de Sucre, donde se dedicó al estudio y las letras.
En 1884, Cristian Suárez Arana se halla trabajando en la apertura del camino San José- Santo Corazón- La Gaiba, al mismo tiempo el presidente Dr. Gregorio Pacheco (1884 - 1888), otorgó a su padre extensas facultades para fundar un puerto en Bahía Negra y consolidar la Empresa Nacional, esto ocasionó que viaje a Buenos Aires (Argentina) con la intensión de adquirir embarcaciones y recursos humanos. A su retorno Cristian, esperó a su padre en Asunción (Paraguay), una vez que se encontraron ambos se dirigieron a Bahía Ne-gra, donde el 16 de julio de 1885, fundaron Puerto Pacheco.
Sobre las primeras incursiones exploradoras ha este territorio, es necesario mencionar que datan desde 1559, cuando el capitán Andrés Manso realizó la primera empresa, a partir de ello, diversas expediciones fueron las que recorrieron esos parajes en el período colonial. Durante la época republicana también numerosos fueron los intentos para integrar ese territorio a la vida central de la nación, entre las principales expediciones podemos citar: Manuel Luis Oliden (1832-1847)3, Tristán Roca (1862), Antonio Vicente Peña (1862), Antonio Victoriano Taboas (1864) y José Domingo Vargas (1865) fundadores de la ‘Empresa Progresista de Bolivia’, Gral. Juan Mariano Mujía (1874) y Juan Antonio Rojas (1875), entre otras.
Bajo este contexto, posteriormente Cristian Suárez Arana, se dedico a la exploración y a la apertura de caminos en la región Chiquitana y el norte del Chaco. Sobre ello escribió: “llegamos a San José, contraté con bastante facilidad mi personal de empleados y trabajadores que debían acompañarme a través de Chaco. Una vez en las Salinas, iniciamos nuestros trabajos de apertura del camino con rumbo al este, hacia Puerto Pacheco, pudiendo avanzar una distancia de más de cuarenta leguas. Humanamente imposible fue seguir adelante por falta de agua, que es y será siempre causa fundamental que obliga a retroceder al explorador mejor dotado y persistente. Durante esta expedición tocamos con algunas tribus de salvajes, que felizmente no me fueron hostiles en el transcurso de casi dos meses que, vale decir, conviví entre ellos… al mismo tiempo, por la parte de Puerto Pacheco, se venía abriendo muy lentamente el camino, por la falta de brazos, lo que obligó al empresario a ordenar se haga de herradura a fin de abreviar el empalme que debía producirse con el nuestro” 4.
Luego, participó en la frustrada expedición dirigida el francés Arthur Thovar (1886-87) y la apertura del camino entre Salinas y Puerto Pacheco, del cual anotó: “Seguimos nuestro rumbo avanzando siempre al oeste, hasta el día 7 de enero, a horas tres de la tarde, en que uno de mis senderos levantando la vos excla-ma: ‘¡Un camino! el camino del Isosog, ¡viva Bolivia!’ Efectivamente, nos encontrábamos en el empalme de mi camino traído del lado de Isosog, quedando practicada la comunicación de Chiquitos, Cordillera y Santa Cruz, por las Salinas” 5. Sobre esta exploración en 1889, publicó en Santa Cruz de la Sierra su ‘Informe que dirige a la Junta de Caminos de Santa Cruz, como Jefe de la exploración a Puerto Pacheco’.
Consecutivamente en 1891, fue designado Subprefecto de Chiquitos, cuando estalló en Santa Cruz de la Sierra la “revolución de los tres Domingos”. Como leal servidor público, Cristian organizó una temeraria resistencia contra los insurrectos. En 1893, publicó en Santa Cruz de la Sierra su ‘Informe del Delegado de la Prefectura en la visita de la aduana de Puerto Suárez’.
Con el transcurso del tiempo es nombrado subprefecto de la provincia Velasco. En 1899, fue elegido diputado por Chiquitos. En 1903, es fundador de la Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos de Santa Cruz y también fue elegido como su primer presidente. Ade-más, colaboró en el primer boletín de la citada institución científica, en la cual mediante un minucioso estudio, expuso sobre sus investiga-ciones del cerro San Simón y el Chaco boliviano. Posteriormente, en 1906, publicó en Santa Cruz de la Sierra un documento, titulado “Memorándum dirigido al H. Congreso y a la Nación sobre las ventajas del ferrocarril oriental”.
Sin embargo, a partir de 1907 hasta 1915 no sé tiene noticias de él. Por otro lado, Enrique Cuellar, autor de la introducción de la obra: “Exploraciones en el Oriente Boliviano”, escribió en 1916, que dicho explorador se encontraba recorriendo por el río Colorado, afluente del Meques y el éste del río Itinéz, en 1915. Esta obra fue publicada en La Paz, en 1919.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Historias de Bolivia. Con la tecnología de Blogger.