Historias de Bolivia, Archivos Históricos.- Sitio dedicado a la recolección de notas periodísticas, revistas, libros, fotografías, postales, litografías, investigaciones, curiosidades, etc., etc. Todo lo relacionado con la historia de nuestra patria Bolivia. (Historia de Bolivia).

MARIANO MELGAREJO TRIUNFA EN LA BATALLA DE LAS LETANÍAS

Al salir Melgarejo de la ciudad de Potosí, anuncio su doctrina pacificadora a la nación en este decreto.

Por: José L. Bernabé C. - Altagracia de Orituco, Venezuela.

Después de la batalla de la cantería en la que las fuerzas de Melgarejo salieron victoriosas, quedaba en La Paz y Oruro los principales focos de resistencia al régimen autoritario de Melgarejo. incluso en la ciudad de La Paz se había creado un gobierno provisorio a la cabeza de Casto Arguedas. El chileno Ramón Sotomayor Valdés en su: La legación de Chile en Bolivia desde setiembre de 1867 hasta principios de 1870, relata los acontecimientos posteriores a la victoria melgarejista de las canterías de la siguiente manera:
“..El 28 de octubre publico el gobierno revolucionario un decreto en que prometía a la nación convocar los comicios electorales para la elección del presidente constitucional, dentro de cuarenta días después de la destrucción del poder militar de Melgarejo, declarando además que el presidente provisorio no podría ser elegido presidente constitucional. Este decreto calculado para tranquilizar a muchos ambiciosos que a pesar  del estado de las cosas, no perdonaban a Arguedas su peligrosa elevación, tuvo un buen resultado. La presidencia provisoria de aquel jefe, que hasta entonces no era reconocida sino por los pueblos de La Paz, de Oruro y de Chayanta, arrastro la adhesión del pueblo cochabambino (acta de 5 de noviembre) y de los demás departamentos de la república, no sin que ayudasen eficazmente a este reconocimiento los últimos reveses.

El ex presidente Acha, que había asistido a la función de armas de la cantería, en la modesta calidad de jefe de Estado mayor, fue en Cochabamba uno de los primeros en ofrecer sus servicios como soldado al presidente Arguedas (Al salir de Potosí, Melgarejo anuncio su doctrina pacificadora a la nación en un decreto. Ver imagen)
Mientras los pueblos van reconociendo al gobierno provisorio de Arguedas, Melgarejo permanece en Potosí, en una situación aparentemente indecisa, pero en realidad preparando su campaña sobre La Paz. Arguedas, que se siente bastante fuerte para salir en busca del enemigo, y que ha destacado ya en un radio de más de 50 leguas una vanguardia que ha realizado felices escaramuzas, sale con el grueso del ejército el 6 de diciembre, y llega a Oruro. A pocos días se sabe allí que Melgarejo ha salido de Potosí, ha pasado por Sucre y viene  por el camino de Oruro, sembrando en su paso el terror y la desolación. A su espalda quedan humeando las ruinas del pequeño pueblo de Pocoata, cuyo incendio ha comenzado Melgarejo por su propia mano.
Hallábase este caudillo a dos jornadas de Oruro, y el general Arguedas y los altos militares que le rodeaban, no habían tomado aún una resolución decisiva. El general Acha, que a la sazón figuraba como inspector general de ejército revolucionario, instaba por que se librase combate en las posiciones  de Huanuni (a pocas leguas de Oruro), en vez de emprender una retirada a La Paz, que podía desalentar la tropa y disminuirla por la deserción. Sin embargo, se optó por este último partido, lo que dio margen a que el general Acha se despidiese pronosticando una próxima derrota.
La retirada de ejercito de los constitucionales tuvo lugar a fines de diciembre, y el 31 del mismo mes entro Melgarejo en Oruro, donde no se detuvo sino tres días, continuando en seguida en persecución del enemigo, que en su retirada se limitó a destruir en su paso los recursos de que pudiera aprovecharse el ejército contrario. Con este motivo el ejército perseguidor  cambio de rumbo, desviando su marcha hacia el pueblo de Corocoro, en donde se provisiono de víveres, forrajes y además artículos que necesitaba, teniendo también la fortuna de recibir allí dos contingentes pecuniarios de Potosí y del Perú (El contingente del Perú era un dividendo de un empresito  contratado por Melgarejo con la casa de La Chambre y Ca.)
El 24 de diciembre al amanecer llegaba Melgarejo a los campos de Viacha (a seis leguas de La Paz). Como no supiese a punto fijo el paradero del enemigo, continuo marchando en buen orden para evitar cualquier sorpresa. Poco más de una legua había avanzado, cuando por una partida de descubierta supo que a una legua más adelante estaba formada la línea enemiga sobre un campo onduloso, conocido con el nombre Letanías. Hizo alto, dio orden de que tanto con un anteojo desde la cumbre de una colina, el plan y las evoluciones del ejército contrario. Poniéndose enseguida a la cabeza del ejército, lo dispuso en columnas cerradas, que tomaron distancias, en cada una de las cuales  se colocaron dos piezas de artillería. La vanguardia quedo cubierta de un cuerpo de rifleros, En esta disposición marcharon hasta afrontarse al enemigo, e inmediatamente rompiose el fuego de ambas partes. El ejército de los constitucionales , que constaba de unos dos mil hombres, abandono pronto la parapetada situación en que se encontraba ,  a consecuencia  de algunos tiros acertados de la artillería enemiga, que apenas podía, sin embargo, funcionar, por las desigualdades del terreno.
El ejército de Melgarejo continuaba avanzando en buen orden. Después de media hora de combate habían abandonado el campo muchos de los soldados y jefes del ejército constitucionalista, y en una hora más todo estaba concluido, quedando el ejército de Melgarejo dueño del campo, y tendidos en el mas de seiscientos muertos y una multitud de heridos. Los jefes principales del ejército de La Paz habían desaparecido, dejando al vencedor más de quinientos prisioneros.
Melgarejo se situó después de la victoria en el pueblo de Viacha, en cuya plaza y sobre un puñado de artillería firmo un decreto de convocatoria de una asamblea nacional que debía reunirse el 6 de agosto de aquel año, para dar al país una ley fundamental y para proclamar presidente de la república, al que fuese elegido por los pueblos. En seguida movió su ejército hacia La Paz (Se habían refigurado en ella varios jefes y mucho soldados bien armados,  la ciudad, que de antemano había preparado sus trincheras parecía dispuesta a resistir)”

Fuente: La legación de Chile en Bolivia desde setiembre de 1867 hasta principios de 1870. De: Ramón Sotomayor Valdés.
-----------------------
Links relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Historias de Bolivia. Con la tecnología de Blogger.