Historias de Bolivia, Archivos Históricos.- Sitio dedicado a la recolección de notas periodísticas, revistas, libros, fotografías, postales, litografías, investigaciones, curiosidades, etc., etc. Todo lo relacionado con la historia de nuestra patria Bolivia. (Historia de Bolivia).

UNA DE LAS BATALLAS MENOS CONOCIDAS: LA BATALLA DE LAGUNA CAMATINDI


En la imágen se observa el acta de rendición del 3er. Batallón del Regimiento Paraguayo "Lomas Valentínas 15 de infantería"

Por Diego Martínez Estévez 

Camatindi es la otra puerta de ingreso a Camiri, desde el Chaco. El ejército paraguayo, después de haberse resignado a no poder apoderarse de Villamontes, en el mes de marzo dirigió su esfuerzo principal hacia el sector Central de Camatindi (situado al norte de Villamontes).Durante el combate, una compañía paraguaya logró infiltrarse por el frente defensivo boliviano que se encontraba muy sobre extendido debido a la falta de unidades; esa unidad enemiga fue fácilmente descubierta por los observadores de artillería dislocados en las alturas y de inmediato varias compañías bolivianas rodearon al Tercer Batallón Valentinas que se dislocó sobre una elevación donde al tercer día ya no pudieron resistir la sed y se rindieron.
Entretanto, paralelo a esta frustrada infiltración, la 8va. División paraguaya al mando del Cnl. Franco realizó una maniobra de desbordamiento por el flanco izquierdo (flanco derecho para los atacantes), de todo el dispositivo defensivo boliviano y cuando ya se encontraba desplazándose por la retaguardia, también fue descubierto por los observadores artilleros y de inmediato, granadas de mortero y artillería comenzaron a sembrar la muerte en sus filas y al mismo tiempo unidades bolivianas de nivel compañía corrieron para tratar de cortar su retirada; la 8va, Divsión, para imprimir velocidad a su loca huida, tuvo que abandonar armamento, munición y a sus heridos. 

Al igual que en la Batalla de Villamontes, en Camatindi, la artillería desempeñó un rol decisivo en el "ablandamiento" de las posiciones de apronte de los atacantes paraguayos, cuyas posiciones eran descubiertas por los observadores artilleros situados en las máximas alturas; muchos sectores estaban perfectamente reglados, es decir calculadas las distancias y puntos donde debían explotar las granadas.

Pareciera imposible imaginarse que al observar desde el llano y de este a oeste, a la cordillera, en una de sus mesetas del sector central se hubiera construido una pista de aterrizaje a donde fueron aerotransportadas las piezas de artillería del capitán Antonio Seleme. Este oficial, pasada la guerra se convertirá en el factor decisivo para el triunfo de la Revolución del año 1952.

Pero también, piezas de artillería se instalaron en el cerro adyacente a la laguna Camatindi, o sea, muy cerca de la línea principal de resistencia. Uno de los soldados artilleros que cargó cuesta arriba las partes desarmadas de las piezas, fue el que fuera Ministro de Guerra del gobierno de Salamanca que solicitó ir a la guerra como soldado raso. 

Los mayores incidentes de esta batalla ocurrieron los días 9, 10 y 11 de marzo.

El 17 de abril, la misma 8va. División será cercada en Cambeiti y romperá el cerco tendido y se retirará muy diezmado. Cerca de la estación de Yoay, existe un cementerio denominado "Franco", ya casi totalmente cubierto por la arboleda.

Nunca se sabrá si en Boquerón, Villamontes, en la batalla de Camatindi o en otras, el ejército paraguayo sufrió mayor cantidad de Bajas. En Boquerón sufrió alrededor de 4.500 muertos y unos 8 mil heridos (según una fuente argentina). En Camatindi murieron entre 4 mil a 5 mil soldados paraguayos; en Villamontes la sangría fue de unos 8 mil; esta batalla duró más de un mes. 

Sin duda, el máximo héroe de la Batalla de Camatindi, fue el teniente de origen cochabambino, Celestino Pinto López. 

El autor del libro titulado REPETE, Jesus Lara, Secretario de la Septima División, fue el redactor del Acta de Rendición. En su obra relata pormenores de esta rendición, donde los oficiales paraguayos capturados estaban aterrorizados, al estar seguros que serían fusilados o cuando menos maltratados, como era la versión difundida por la propaganda paraguaya. 

1 comentario:

  1. Los numeros estan muy equivocados.El 16 de abril, dos poderosas Divisiones bolivianas, con un total de 8 regimientos y apoyo de artillería, irrumpieron en la zona de Boyuibe rompiendo las débiles defensas de la 3.ª División paraguaya. Esta División estaba integrada por 2 regimientos, el RI-26 "Cerro León" y el RC-8 "Gral. Pedro Duarte".Fue rebalsada e infiltrada por todos lados,y tuvieron que retroceder hacia las sierras de Carandaitý para defender esa estratégica posición.Con estas acciones los bolivianos lograron parar la ofensiva paraguaya, pero la reaccion no se hizo esperar, ya que nla 8Va. Division, volvio desde Charagua a la zona de Boyuibe.
    El destacamento Garay, compuesto por la 2.ª División y el Destacamento González, unos 2200 soldados, quedó en el triángulo Charagua-Coperé-Casa Alta para contener a los 4500 hombres del CE-2 boliviano, 2.ª División y 3.ª División de caballería, que al mando del coronel Anze, una vez iniciada la segunda etapa de la ofensiva boliviana en el sector central, debía atacar a las fuerzas paraguayas en su sector con el objetivo de lograr su encierro estratégico contra el río Parapetí.

    La sorpresiva aparición de la 8.ª División y el Destacamento Duarte Sosa paraguayos en la zona de Cambeití frenó el ímpetu de la ofensiva boliviana. Con su clásico estilo de conducción, el coronel paraguayo Rafael Franco tomó medidas algo riesgosas para asegurar la estratégica posición de Carandaitý.( Vergara Vicuña, 1944, p. 290, vol. 7.)Estas fuerzas, desproporcionadamente inferiores, enfrentaron activamente a las dos poderosas divisiones DI-7 y DC-1 bolivianas que las rodearon en Cambeití. Durante cuatro días, del 23 al 27 de abril, la expectativa sobre los resultados de esta maniobra paralizó la atención del ejército, gobierno y pueblo bolivianos. Nuevamente y casi como un calco de los estereotipados cercos realizados por el comando boliviano en el pasado, la experimentada unidad paraguaya, aprovechando su capacidad de movimiento y reagrupamiento, rompió las líneas en el lugar menos esperado, es decir donde las fuerzas bolivianas eran más fuertes, aprovechando las fisuras que estas creaban al abandonar posiciones mejor enlazadas para ir apretando progresivamente el anillo.28​ La 8.ª División y el Destacamento Duarte Sosa se retiraron a través de la laberíntica serranía de Cambeití con rumbo al río Parapetí demostrando la creciente adaptación que iban logrando las fuerzas paraguayas a las nuevas condiciones del teatro de operaciones. Resultó incomprensible para todos el fracaso del cerco boliviano. El coronel Toro envió al jefe de la DI-7 el siguiente parte:
    "P.C. Sector Central. A: 7ª. División. "Jefe Esmasup [Jefe de E.M. Superior] manifiesta que es increíble que después de 3 días de cerco a enemigo éste se salga no obstante haberse estrechado cerco y contar con reservas". Mensaje del coronel Toro al coronel Demetrio Ramos en (Vergara Vicuña, 1944, p. 315 vol. 7)
    El entonces teniente coronel chileno Vergara Vicuña, al servicio de Bolivia, comenta:
    "Naturalmente que el futuro de las operaciones bolivianas [...] y el ritmo a imprimir al avance, dependía de infligirle al ejército paraguayo un golpe recio que lo hubiera paralizado traumaticamente [...]. Y el pensamiento militar boliviano y las ansias del país todo, se afincaron en el cerco de Cambeiti, en el cual, durante cuatro días, se mantuvo en suspenso una febril incógnita. Grande debió ser el desencanto cuando el Comando Superior boliviano [...] en un comunicado de fecha 28 de abril concluía con las esperanzas, muy factibles por cierto, que se habían forjado en torno al, hasta hacia poco, bien anillado cerco del sector central norte". Alcides Vergara Vicuña (1944, p. 327 vol. 7)

    ResponderEliminar

Historias de Bolivia. Con la tecnología de Blogger.