Historias de Bolivia, Archivos Históricos.- Sitio dedicado a la recolección de notas periodísticas, revistas, libros, fotografías, postales, litografías, investigaciones, curiosidades, etc., etc. Todo lo relacionado con la historia de nuestra patria Bolivia. (Historia de Bolivia).

SILES ZUAZO PIDE CIEN DÍAS A LOS BOLIVIANOS PARA DESMANTELAR LA CORRUPCIÓN Y ALIVIAR LA CRÍTICA SITUACIÓN ECONÓMICA


Por: JUAN GONZÁLEZ YUSTE. Este artículo apareció en la edición impresa del periódico El País de España el Domingo, 10 de octubre de 1982.

Nada más pisar tierra boliviana, al regreso de dos años de exilio, el presidente electo de Bolivia, Hernán Siles Zuazo, prometió desmantelar la corrupción y aliviar la grave crisis económica que sufre el país en un plazo de cien días desde su toma de posesión. Siles pidió colaboración popular para construir "una democracia que sea viable, para que nunca más vuelvan los Gobiernos de facto, para que nunca más la prepotencia de las armas sea fratricida".
A pesar de la lluvia y el granizo, que cayeron abundantemente sobre la capital boliviana el viernes por la tarde, una multitud entusiasta, en la que abundaban mineros y campesinos, se concentró en el aeropuerto o a lo largo de la autopista que desciende hacia La Paz para dar la bienvenida a quien, desde hoy, domingo, se convertirá en el presidente constitucional de Bolivia, cerrando así aparentemente un ciclo de golpes y contragolpes militares que ha durado dieciocho años.El líder de la coalición de izquierdas Unidad Democrática y Popular (UDP), cuya victoria en las elecciones generales de 1980 fue frustrada por el cruento golpe de Estado encabezado por el general García Meza, descendió del avión especial de la fuerza aérea boliviana que le trajo desde Lima, sonriente y emocionado. Siles Zuazo pasó revista a una escuadrilla de honores y besó la bandera boliviana, roja y verde, antes de encaminarse hacia la capital a bordo de un automóvil blindado, entre el júbilo de sus seguidores.
Acompañado por el vicepresidente electo, Jaime Paz Zamora, y por altos cargos de los tres partidos que conforman la UDP, Siles Zuazo se detuvo en la histórica plaza de San Francisco para dirigirse a varios miles de personas que coreaban eslóganes de matiz izquierdista y gritaban: "¡Viva Bolivia libre!".
Desde lo alto de una plataforma improvisada sobre dos camiones, y frente a las fachadas barrocas del convento y la iglesia de San Francisco, Hernán Siles Zuazo arrancó aplausos entusiastas a sus seguidores.

Gobierno de unidad nacional

Habló de un Gobierno de unidad nacional, predominantemente obrero y campesino, y dijo que es partidario de un encuentro entre las fuerzas armadas y el pueblo, pero, aseguró con firmeza, "no aceptaré condiciones ni imposiciones que vengan de jefes militares que enlodaron la Constitución".
Tras dos años de desastrosa gestión, y gracias a la enérgica presión popular, mediante huelgas y manifestaciones, los militares bolivianos entregarán finalmente hoy domingo, la presidencia de la nación a Hernán Siles Zuazo, que ya desempeñó ese cargo entre 1956 y 1960. Con las arcas del Estado vacias, una deuda externa de 3.800 millones de dólares, una moneda constantemente depreciada y una inflación cercana al 60% Siles debe hacer frente a una tarea poco menos, que titánica.
En su discurso, populista y enérgico, de la plaza de San Francisco, el presidente electo habló de un razonable incremento de los salarios prometió alfabetizar completamente el país en un plazo de cuatro años, los que durará su mandato -salvo nueva. interrupción militar, lo que no puede descartarse en un país con más golpes de Estado que años de existencia como nación independiente- y expresó su intención de renegociar la deuda externa boliviana "con dignidad y sin aceptar imposiciones".
Siles Zuazo se deshizo en elogios para el pueblo boliviano, "que ha realizado la hazaña sin par de la transición pacífica de la dictadura a la democracia". Advirtió el presidente electo de que los tiempos venideros serán difíciles, pero aseguró que los sacrificios tendrán su recompensa y que "en cien días se aliviará la situación económica". En ese mismo período de tiempo se desmantelará la corrupción (relacionada esencialmente con el tráfico de cocaína), añadió Siles, que se refirió a la inauguración de "un nuevo período de revolución nacional" continuador del iniciado en 1952.

Festejos y alegría popular

La desaparición del régimen militar boliviano comenzó a ser celebrada el viernes mediante verbenas y bailes populares en distintas ciudades del país andino. Ayer, La Paz aparecía engalanada de banderas y se anunciaban numerosas celebraciones populares para el fin de semana, organizadas casi todas ellas por el partido de Siles, el Movimiento Nacional Revolucionario de Izquierda (MNRI), que forma coalición gubernamental con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y con el Partido Comunista de Bolivia.
El traspaso de poderes del actual presidente, general Guido Vildoso Calderón, al presidente constitucional tendrá lugar en una solemne ceremonia que se celebrará a las tres de la tarde de hoy (ocho de la noche, hora peninsular española) en el palacio del Congreso. Siles Zuazo pronunciará un discurso en el que se espera concluya su programa de Gobierno, y la ceremonia contará con la presencia de delegaciones de cerca de cuarenta países, entre ellas, media docena de jefes de Estado.
Los presidentes de Perú y Ecuador, países que retornaron al sistema democrático tras largos años de dictaduras militares, ocuparán un lugar preferente, junto a los de Colombia y México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

POR LA PATRIA MURIERON ALEGREMENTE Y POR ELLA SE CONQUISTÓ LA VICTORIA... (KILÓMETRO 7 — GUERRA DEL CHACO)

Por: O. Cordova . «Se sabe que el efectivo de enemigos en la acción de Km. 7 llegaba a 10.000 hombres muy bien armados. Las fuerza...

Popular Posts