Historias de Bolivia, Archivos Históricos.- Sitio dedicado a la recolección de notas periodísticas, revistas, libros, fotografías, postales, litografías, investigaciones, curiosidades, etc., etc. Todo lo relacionado con la historia de nuestra patria Bolivia. (Historia de Bolivia).

EL ÉXODO JUDÍO EN BOLIVIA Y SUS CAMBIOS

Por: León Enrique Biéber / El Deber de Santa Cruz, 3 de Septiembre de 2017. / Foto: Un grupo de judíos en la Alemania nazi. http://www.eldeber.com.bo/opinion/Exodo-judio-de-Bolivia-y-cambios-en-los-israelitas--20170901-0007.html

Si hacia 1940 residían en Bolivia entre 7.000 y 8.000 judíos, hoy su número apenas es de aproximadamente 500; cifra que podría ser exagerada. Un primer éxodo, casi siempre ilegal y básicamente a Argentina, se produjo entre 1940 y 1944. Considerando las condiciones de fuga, se trató de una cantidad nada despreciable. Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, salieron del país prácticamente todos los alemanes, austriacos, checoslovacos, húngaros y polacos de filiación comunista y muchos socialdemócratas que nunca se concibieron como fugitivos, sino como exiliados, con el deber de volver a sus países de origen para construir una patria socialista una vez derrocados los regímenes fascistas.
Entre 1945 y 1951 hubo judíos que se dirigieron a Palestina/Israel, sea para participar en la guerra que enfrentó el Estado judío contra diversos países árabes apenas creado en mayo de 1948, sea para contribuir a la construcción y consolidación del mismo. Sumados a los entre 2.500 y 3.000 nuevos inmigrantes que llegaron en el decenio posterior a 1945 (sobrevivientes del holocausto), el número de residentes judíos a comienzos de la década del 50 pudo ascender a 4.300. Si desde entonces él quedó reducido a unos 500, fue resultado del masivo éxodo acaecido en el periodo 1952-1975; con un ritmo mucho más pausado en años posteriores.
La gran mayoría emigró a Estados Unidos, a países vecinos y, en escala más reducida, a Europa occidental y a Israel. El historiador Alberto Crespo ha resumido de forma escueta y muy acertada las razones del éxodo en los siguientes términos: “No hay que olvidar que fue una migración obligada, ellos no eligieron Bolivia. Tampoco habían elegido dejar sus respectivas patrias. Vinieron a Bolivia porque este país les dio facilidades, nada más. En Europa no estaba en su mente llegar a un país tan difícil, tan inaccesible, tan recóndito, tan desconocido. 
“Si esta puede considerarse la razón genérica para la emigración, cabe mencionar algunas otras importantes: la apertura de fronteras una vez finalizada la conflagración mundial, el mayor poder adquisitivo de muchos judíos para costear sus viajes, el virulento antisemitismo en las dos principales ciudades del país que solo amenguó notoriamente hacia fines del siglo XX, así como un efecto dominó. A esto cabe agregar las fuertes turbulencias políticas que vivió el país. Las mismas tuvieron su inicio con la revolución que llevó al poder al Movimiento Nacionalista Revolucionario en abril de 1952. En una tónica nacionalista revolucionaria con matices socializantes, bajo ese Gobierno Bolivia conoció una profunda transformación económica, social y política (estatización de la gran minería, reforma agraria, reforma electoral que por primera vez dio carta de ciudadanía al campesinado indígena). 
Corolario de las reformas, fue un fuerte proceso inflacionario que se extendió hasta 1956. Una década más tarde se instaló en el país un foco insurreccional liderado por Ernesto Che Guevara, que tenía por meta crear varias nuevas cubas socialistas en América Latina; y a inicios de los 70 del siglo XX un gobierno militar, pero sobre todo una Asamblea Popular, volvió a crear un ambiente próximo a una transformación socialista. Situaciones de esta naturaleza poco podían agradar a una masa de inmigrantes de clases medias proclives a la iniciativa privada y, de cualquier modo, más o menos predispuestas para abandonar el país.
En el correr de las casi ocho décadas transcurridas desde 1940, la colectividad judía de Bolivia ha sufrido notorias transformaciones. Si otrora La Paz y Cochabamba fueron sus epicentros más importantes, hoy lo es Santa Cruz de la Sierra; mientras que en otras ciudades donde vivían centenas, o al menos decenas de judíos, como en Oruro, Potosí o Tarija, no queda uno solo. Cochabamba cuenta con tan pocos miembros que tiende a desaparecer; si bien no tan marcadamente, puede que La Paz corra el mismo destino. Si otrora la inmensa mayoría eran judíos provenientes de Europa Central o sus descendientes, hoy lo son, sobre todo en la crecida comunidad cruceña, inmigrantes venidos de Argentina y, en menor escala, de Chile. 
Si otrora matrimonios mixtos eran una rara excepción, hoy entre el 60 y el 80% de esta ciudad lo son; siendo notoria la conversión de mujeres. Si existían grupos juveniles dando vida a los clubes deportivos de Macabi, hoy la presencia de jóvenes en cualquiera de las tres ciudades presenta un verdadero problema: sea porque actividades fuera de la colectividad atraen más o porque muchos emigran. Alguien que ha conocido el Colegio Boliviano-Israelita y el moderno edificio del Círculo Israelita en La Paz; los hogares de ancianos, las sinagogas con su masiva afluencia a los servicios religiosos y un club Macabi de intensa actividad social y deportiva en aquella ciudad y en Cochabamba no puede sino mirar con añoranza ese pasado y resignar. 
-----------------------
DERROCAMIENTO DE DANIEL SALAMANCA Y ASCENSIÓN DE JOSÉ LUIS TEJADA SORZANO
ESTUVIMOS DESARMADOS?...GUERRA DEL CHACO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

POR LA PATRIA MURIERON ALEGREMENTE Y POR ELLA SE CONQUISTÓ LA VICTORIA... (KILÓMETRO 7 — GUERRA DEL CHACO)

Por: O. Cordova . «Se sabe que el efectivo de enemigos en la acción de Km. 7 llegaba a 10.000 hombres muy bien armados. Las fuerza...

Popular Posts