Historias de Bolivia, Archivos Históricos.- Sitio dedicado a la recolección de notas periodísticas, revistas, libros, fotografías, postales, litografías, investigaciones, curiosidades, etc., etc. Todo lo relacionado con la historia de nuestra patria Bolivia. (Historia de Bolivia).

ALGUNOS DE LOS CRÍMENES Y ATROCIDADES COMETIDAS POR LA DICTADURA DE HUGO BANZER SUÁREZ (1971 – 1978)


Tomado de: BANZER GENIO Y FIGURA………….. Para que no se olvide. NUNCA MÁS. – De: CENTRAL OBRERA BOLIVIANA (COB)/ EDITORIAL: CREAR IMPRESIONES. LA PAZ. BOLIVIA. 2008. // Fotos: El Dictador boliviano Hugo Banzer.

Cómo señala el informe de 1976 de la COB:

A. ASESINATO DE ALCIDES SANDOVAL MORÓN

Dirigente del Sindicato de Transportistas de Santa Cruz.
Antecedentes:
Por órdenes expresas del Ministro del Interior, Andrés Selich, en fecha 14 de octubre de 1971, fue apresado el dirigente Alcides Sandoval Morón en el local de la Federación de Transportistas de Santa Cruz de la Sierra, local que fue allanado con toda violencia.
Los Hechos
“Al pueblo de Bolivia.- Denuncio alevoso asesinato perpetrado por el gobierno nacional y sus aliados frentistas.- El 14 de octubre pasado, fue detenido públicamente por efectivos de la DIC, el ciudadano Alcides Sandoval Morón, en la propia sede de los transportistas cruceños; desde esa fecha iniciamos los familiares y amigos el más agotador y angustioso peregrinaje para determinar el lugar de su detención. Recurrimos en numerosas oportunidades y por todos los medios a nuestro alcance al señor Presidente de la República, al señor Ministro del Interior y a todos los señores jefes de inteligencia del mismo Ministro, para que por humanidad, simplemente nos digan el lugar de permanencia de mi hijo, a fin de poder atenderlo en sus más elementales necesidades.

Con vehemencia y desesperación les hicimos conocer nuestros temores por la vida de mi hijo, al extremo de que en carta personal al señor Presidente de la República le imploré que ordenase la entrega de los restos mortales de mi hijo Alcides Sandoval Morón.
Por su parte, mi hijo, don Edil Sandoval Morón, formuló esta mi solicitud al jefe del MNR Víctor Paz Estenssoro. Hasta entonces habíamos establecido ya, por nuestra propia cuenta que, con complicidad del Ministro del Interior, se había simulado un embarque de mi hijo Alcides en el vuelo de Santa Cruz a La Paz, confirmando de esta manera nuestras sospechas de asesinato, en razón principalmente a los siguientes hechos:
1. El sábado 16 de octubre, según consta por certificado extendido por el Lloyd Aéreo Boliviano (LAB), fue embarcado el señor Alcides Sandoval Morón, desde la ciudad de Santa Cruz a la ciudad de La Paz.
2. El mismo día el señor Ernesto Morant, jefe de la DIC (Dirección de Investigación Criminal) en Santa Cruz notifica radiográficamente al Ministerio del Interior el embarque hacia La Paz de efectivos de la DIC custodiando a los detenidos: Alcides Sandoval Morón, Marcel Velarde Ortiz y José Ortiz Mercado.
3. Por instrucciones públicas del Sr. Ernesto Morant, los agentes no permitieron a los Sres. Marcelo Velarde y José Ortiz verificar la presencia del Sr. Alcides Sandoval en ningún momento, ya sea durante el vuelo, embarque o desembarque.
4. A su arribo al aeropuerto de La Paz, el agente que viajaba custodiando al Sr. Alcides Sandoval preguntó al que parecía el jefe del grupo, ¿Qué debía hacer con el? Recibiendo por respuesta que tome un taxi aparte y conduzca al Sr. Alcides Sandoval al Ministerio del Interior.
5. En el Ministerio del Interior se identifica el agente Flores como jefe del grupo, entrega a los detenidos Marcelo Velarde y José Ortiz, registrando únicamente su apellido y no así su nombre ni el de los agentes que lo acompañaron en la misión durante el viaje.
6. El Ministro del Interior ni observa ni reclama la falta de un detenido que según el parte telegráfico de Santa Cruz, estaba siendo remitido a La Paz, en el mismo vuelo con los mismos agentes y en compañía de los detenidos Marcelo Velarde y José Ortiz.
7. El agente que oficialmente viajó custodiando al Sr. Alcides Sandoval, sería Carlos Suárez, quien figura en la lista de pasajeros del LAB, precisamente junto al nombre del Sr. Alcides Sandoval.
Este agente habría cobrado en el Ministerio del Interior de parte del señor Simón, cajero habilitado, viáticos y pasaje de retorno. De acuerdo a investigaciones posteriores este nombre sería falso y otro el verdadero nombre de este agente que sería finalmente el que mayores luces pueda dar sobre la persona que vino custodiando.
8. El Ministerio del Interior puede constatar con gran facilidad que todos los agentes que viajaron en el día y vuelo indicado, lo hicieron con nombres supuestos, situación que se agrava aún más por el hecho de que, en el propio Ministerio, estos agentes no registraron sus nombres a tiempo de hacer la entrega de los presos y solo lo hace el jefe de grupo con su apellido.
9. Nuestra investigación nos ha llevado a la certeza de que la persona que viajó suplantó a mi hijo Sandoval y responde al nombre de Carlos Caballero, quien tendría bastante parecido físico con mi hijo. Este sujeto es actualmente muy conocido en Santa Cruz sobre todo porque siempre utiliza una moto en su desplazamiento. Carlos Caballero habría viajado con otro apellido aunque manteniendo su nombre.
10. Estamos en condiciones de afirmar que los autores materiales del asesinato de mi querido hijo Alcides Sandoval son: Widen Razuk, actual prefecto de Santa Cruz; Ernesto Morant, jefe de la DIC de aquella ciudad; (Oscar) Penacho, subjefe de la DIC y Paye (Gonzáles), aparte de otros componentes cuyos nombres daremos oportunamente.
11. El lugar donde se habría cometido este bárbaro y cruel asesinato sería denominado “la quinta”. (“La perseverancia”, propiedad de Widen Razuk).
12. Estamos enterados de que desde el Ministerio del Interior se estaría organizando una maquinaria para sostener que mi hijo Sandoval se habría fugado y nuestra actitud obedece al propósito de crear dificultades al Supremo Gobierno. En este sentido el Subsecretario del Interior, Sr. Juan Antonio Elio, habría hecho firmar declaraciones a funcionarios de la DIC en Santa Cruz.
Toda esta relación va dirigida esencialmente al pueblo boliviano para que se juzguen los procedimientos que se están utilizando en contra de los ciudadanos honestos y patriotas. En el caso particular de mi hijo Alcides tenemos también evidenciado, que se estaría planeando hacerlo aparecer posteriormente como guerrillero muerto en alguna acción armada.
En nombre de toda la familia Sandoval Morón, sólo decimos que la muerte de nuestro querido y llorado Alcides no será jamás olvidada, y que cuando la opinión pública escuche nuevamente nuestros nombres en relación a este caso, recuerde piadosamente el dolor y las lagrimas que hoy derramamos por el ser querido que no nos permiten ni siquiera darle cristiana sepultura.”
(Firmado: Alcira M. Vda. De Sandoval).

B. ASESINATO DE RODOLFO QUINTEROS, PERIODISTA, DETENIDO EN LA MERCED DE LA CIUDAD DE SANTA CRUZ EL 19 DE AGOSTO DE 1971.

Asesinato del poeta Florimar: brasileño.- detenido en la residencia de “La Maisón” de los PP. Dominicos de la misma ciudad, el día 20 de agosto de 1971.
“Florimar fue detenido el 20 de agosto de 1971 en “La Maisón” de los padres dominicos, ubicada en la carretera Santa Cruz-Cochabamba, en las afueras de la ciudad de Santa Cruz, donde vivía. Mientras que Rodolfo Quinteros fue detenido en la iglesia de la Merced de los padres jesuitas de la misma ciudad el 19 de agosto de 1971. Fueron trasladados al rectorado de la Universidad “René Moreno”, convertido en centro de detención, de donde fueron sacados y llevados a la 8va División del Ejército, donde les hicieron pasar el martirio llamado “Calle de los tormentos”, que consiste en un callejón formado por esbirros armados con elementos contundentes y de toda clase, por donde las victimas deben pasar, siendo brutalmente golpeadas y sin consideración alguna. De allí fueron trasladados, con los cuerpos deshechos, los huesos quebrados, ensangrentados y con miles de contusiones, a la cárcel pública, en las afueras de la ciudad, por la carretera del norte, de ida a la localidad de Montero. Sin que hubieran logrado recuperarse de sus heridas y sin que hubieran recibido ninguna atención médica, fueron llevados a la guardia de Seguridad Pública, al lado de las oficinas principales de la Autoridad Política del Departamento (Prefectura), de donde fueron a su vez sacados durante la noche del 3 de septiembre del mismo año por Ernesto Morant, Oscar Penacho, Paye Gonzáles, José Cuellar, N. Román, N. Pereyra y otros agentes de la policía política, y conducidos a la orilla del río Piraí, próximo a la ciudad, donde dos encapuchados (Hermanos Walter e Isaías Bravo), conocidos en el hampa por sus asesinatos comunes -el primero estaba cumpliendo condena por haber asesinado a su esposa- los esperaban ex-profesamente, los obligaron a cavar una fosa común, los humillaron e insultaron para luego ametrallarlos y enterrarlos en la fosa”.
(Relato de testigos presenciales).

C. ASESINATO DE JOSÉ CARLOS TRUJILLO.- DETENIDO EL 24 DE DICIEMBRE DE 1971

Asesinato de Carlos López.- No se conoce fecha exacta de detención
Fueron ejecutados el 3 de febrero de 1972. Según relato de una persona que presenció el asesinato, los hechos ocurrieron así:
“Estaban presos en la seccional de El Pari, de Santa Cruz, desde enero de 1972; seccional policial que cobijaba a los presos de alguna importancia y estaba dedicada a las torturas. De allí fueron sacados en la noche del 3 de febrero de ese año y trasladados a la Quinta de los hermanos Terceros Banzer (primos hermanos del actual presidente) en el kilómetro 13 de la carretera a Cochabamba, conducidos por los siguientes agentes: Oscar Penacho, Paye Gonzáles, Ernesto Morant, José Cuellar y otros. Bajados de la movilidad y dándose cuenta José Carlos Trujillo, por las conversaciones y preparativos, de que sería victimado, pidió que se le de una oportunidad de huir. Aprovecharon el pedido los esbirros y entre risas entregaron dos pistolas sin balas a los dos presos diciéndoles que huyeran. No habían avanzado dos metros, cuando los acribillaron por la espalda. Seguidamente los enterraron en la mencionada quinta de los Terceros Banzer. Al haber desaparecido del lugar de detención, las madres de los presos, se alarmaron y exigieron públicamente, mediante cartas publicadas en la prensa, que se haga conocer el paradero de sus hijos, sospechando ya su asesinato. Entonces, el jefe del Departamento de Orden Político de Santa Cruz, relata que se dejó a los presos en la carretera de Santa Cruz a Cochabamba en las proximidades de Comarapa, permitiéndoseles la huida. De esta manera se distrajo la atención de estas pobres madres, devolviéndoles incluso las prendas de vestir de sus hijos, según relatos que ellas publicaron en la prensa”.

D. ASESINATO DE DANIEL ARROYO.- DETENIDO EN OCTUBRE DE 1971, TORTURADO Y ASESINADO EL 5 DE MAYO DE 1972.

Asesinato de Nicolás Dorsa.- Detenido en octubre de 1971 y asesinado el 5 de mayo de 1972.
“Daniel Arroyo, en octubre de 1971 fue detenido en Tipuani, centro minero, a raíz de haber protegido a los guerrilleros sobrevivientes de Teoponte, para que no fueran linchados por las Fuerzas Armadas después de su detención. Torturado varias veces fue trasladado a la Dirección de Orden Político (DOP), en La Paz, y siguió un largo peregrinaje por otras reparticiones represivas, siempre maltratado y ultrajado, hasta que en el mes de mayo, es conducido junto con el Dr. Alberto Guzmán (médico) y Luis Valdez, al Ministerio del Interior en La Paz, donde fueron torturados bárbaramente, hasta que llegó la agonía y muerte Daniel Arroyo. Junto a el fue ejecutado Nicolás Dorsa.”

E. ASESINATO DE PEDRO MORANT SARAVIA

Estudiante de 23 años, detenido en la frontera con Chile el 14 de mayo de 1972. Asesinado a golpes el 21 de mayo de 1972 en el campo de concentración de “Achocalla”.
Antecedentes:
“Ministro del Interior:
MORANT Y DOS ACOMPAÑANTES MURIERON AL INTENTAR HUIR
Pedro Luis Alberto Morant Saravia, miembro del Estado Mayor del llamado Ejército de Liberación Nacional y dos de sus compañeros fueron muertos cuando intentaban fugar luego de haber sido capturados, según informó ayer el Ministro del Interior mediante un comunicado que entregó a la prensa. El prefecto de Oruro, César Miranda, informó anteriormente que Morant había sido capturado y remitido a La Paz.
COMUNICADO: El comunicado del Ministro del Interior que da cuenta del hecho dice:
COMUNICADO No 39/72.
El Departamento de Relaciones públicas del Ministerio del Interior comunica:
Que dentro de la “operación rastrillaje” de Huachacalla, fueron capturados Pedro Luis Alberto Morant Saravia alias el Flaco Alberto y dos de su grupo de vanguardia que probablemente ingresaron en territorio chileno. Que aprovechando ciertas circunstancias trataron de fugar, habiéndose producido un enfrentamiento con nuestros organismos de seguridad, muriendo los tres mencionados. Los nombres del grupo de vanguardia de Morant los daremos a conocer tan pronto concluyan las diligencias de identificación.
La Paz, 17 de agosto de 1972.
Departamento de Relaciones Públicas- Ministerio del Interior”.
PRESENCIA, 19 de mayo de 1972.
Según informe presentado a los Obispos:
“Al día siguiente el Ministerio del Interior declara a la prensa que en la frontera con Chile, cerca de la localidad de Huachacalla, han muerto dos guerrilleros: Lisímaco Gutiérrez y Pedro Morant. El Prefecto de Oruro vuelve a afirmar ante la prensa que él había entregado vivo al joven Pedro Morant. La horrible verdad es que en las dependencias del Ministerio del Interior “se les fue la mano a los esbirros del gobierno”.
Testimonio de Mirna Gonzáles (Bertrand Russel II, Roma)
“Al día siguiente de mi llegada al campo de concentración, vi entrar a su celda, contigua a la mía a un grupo de torturadores, bajo el mando del capitán Mena. Durante la semana lo golpearon con trozos de leña y con un candelabro de la capilla vecina… Habría preferido ser yo la torturada en esos momentos antes que escuchar los gritos desgarradores de este compañero que moría lentamente”.
Según el Ministerio del Interior:
“Pedro Morant muere el 14 de mayo, en contradicción de las declaraciones del Prefecto de Oruro que lo entregó vivo y sin herida alguna”.
Según Testimonio de Mirna de Gonzáles, éste murió 7 días después. El certificado de defunción señala su muerte el día 21 de mayo de 1972 (copia del original) coincidiendo con el testimonio.
“Papel sellado No 416380 -Sello con inscripción “AL SUELO”
Título: Certificado de defunción.
Nombre: PEDRO ALBERTO MORANT SARAVIA
Edad -36 años E. Civil - Soltero
Ocupación - Empleado Domicilio - Ignorado
Día de defunción – 21/5/72
Hora de defunción – 10.30 hrs.
Lugar de defunción - Sabaya - Oruro
Diagnóstico - Hemorragia interna por proyectil de bala.
La Paz 23/5/72.
Firma: Dr. Javier Vergara Jiménez
Sello: Médico forense LA PAZ - BOLIVIA
Sello: Inhumación gratuita
Firma de recaudador.”.
Lo que demuestra alevosía y premeditación por parte del Ministerio del Interior.
Son responsables de esta muerte: Adett Zamora Ministro del Interior; Rafael Loayza Jefe del SIE, capitán Carlos MENA y el agente Víctor Jorge Balbián Rocha, alias “Coco”.

F. ASESINATO DE ROBERTO ALVARADO.- DETENIDO EN OCTUBRE DE 1971, MUERTO EL 30 DE MAYO DE 1972.

“El doctor Alvarado fue llevado al cuartel de Viacha (Regimiento Bolívar 2 de Artillería) en el mes de octubre de 1971. Entonces sufrió un primer ataque, pues sufría de una grave lesión cardiaca. Felizmente en esa ocasión se encontraba con nosotros, también detenido, el Dr. René Soria, especialista cardiólogo, el que de inmediato pudo asistirlo. Debido a este antecedente, fue trasladado al Instituto del Tórax en la ciudad de La Paz, donde fue hospitalizado hasta fines de ese año, pero el ensañamiento del fascismo impidió su libertad requerida por su estado de salud y fue trasladado a la prisión de la DOP de La Paz. Por la solidaridad de la huelga de hambre, llevada a cabo por los presos en febrero de 1972, fue trasladado al campo de concentración de “Achocalla”;
allí, asistido por el Dr. René Soria pudo sobrellevar su enfermedad. Inesperadamente, el 29 de mayo en la noche fueron trasladados todos los presos de este centro a Viacha. El Dr. Alvarado fue entonces conducido en una movilidad del Ministerio del Interior, junto con el profesos Sotomayor; haciendo caso omiso al pedido humano que les hiciera por su salud y por el peligro que significaba someternos a una altura de 4.000 m. sobre el mar, se negaron a cualquier consideración, y arguyendo cumplir ordenes de Guido Benavidez (Jefe de la DOP de La Paz) mantuvieron la decisión de traslado.
En esta situación fueron encerrados en la DOP de Viacha. Inmediatamente el Dr. Alvarado sufrió un ataque, que fue el último. El Dr. René Soria nada pudo hacer a pesar de estar presente y pedir y rogar insistentemente que le facilitaran medicamentos o una dosis de oxígeno. El hospital de Viacha se encuentra a escasos 200 m. de esta prisión, lo que supone una criminal voluntad por parte de los agentes que hicieron oídos sordos. El Dr. Alvarado murió en brazos del Dr. René Soria, quien llevado de la rabia quiso romper la puerta; fue por ello castigado. El Dr. Alvarado había sido miembro del Comité Central del Partido Comunista de Bolivia (PCB). Fue fundador de dicho partido y nunca se apartó de él ni de sus convicciones políticas. Murió el 30 de mayo de 1972 a las 3 de la mañana”.
(Testimonio de un detenido).
Este bárbaro asesinato fue encubierto mediante el sistema de llevar inmediatamente al Dr. René Soria a Pura Pura, preso e incomunicado y de allí trasladado al Ministerio del Interior donde fue maltratado y amenazado de muerte si relataba lo sucedido. Luego lo llevaron a la isla de Coati en el lago Titicaca. Finalmente fue puesto en libertad, previa firma de garante personal, de un documento en el que se compromete a no relatar el caso. El garante, según las autoridades, debía correr la misma suerte del Dr. Soria si éste faltaba a su compromiso.
Debe quedar constancia que el Ministerio del Interior había sido citado a la audiencia de Habeas Corpus que incluía al Dr. Alvarado como beneficiario del recurso, antes del deceso. Al realizarse la audiencia posteriormente, la Confederación Nacional de Profesionales, que llevaba a cabo la defensa a través de su presidente, hizo constar que se trataba de un recurso póstumo para el caso del Dr. Alvarado, muerto en prisión.
“INVESTIGACIÓN DE LA MUERTE DE ROBERTO ALVARADO PIDE HERMANO”
Uno de los hermanos del Dr. Roberto Alvarado, fallecido en prisión hace un año, ha pedido al Presidente de la República castigo para los autores de la muerte de aquel y una investigación sobre los abusos que, afirma, se han cometido en las personas de detenidos políticos.
El Dr. Walter Alvarado en nota dirigida al Presidente Hugo Banzer Suárez, señala que la muerte del Coronel Andrés Selich ha conmovido a la opinión pública y que la investigación generada sobre ese caso, debe ser extendida a otros casos ocurridos con detenidos políticos.
En parte importante de su nota Walter Alvarado expresa: “No puedo quedar en silencio y mi voz no podrá ser acallada frente al ominoso asesinato que se perpetró hace un año -el 30 de mayo de 1972- en la persona que fue mi señor hermano Dr. Roberto Alvarado, Profesor de la Escuela Nacional de Maestros y Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chuquisaca, que fue traído de Sucre sin ninguna justificación.
Llegado al cuartel de Viacha, convertido entonces, octubre de 1972, en centro de prisión política, comprometiendo el prestigio de la institución armada, su estado de salud quedó sumamente quebrantado razón por la que tuvo que ser internado en el Instituto del Tórax, de donde fue nuevamente trasladado a Achocalla, sin importarles los certificados médicos que acreditaban que requería un tratamiento permanente y especializado, pero como se trataba de eliminarlo, fría, alevosa y criminalmente le privaron de los auxilios de la ciencia médica, razón por la que se dice que expiró en la localidad de Viacha, sin ninguna atención, en un hacinamiento bestial y en el más despiadado abandono”. Walter Alvarado, en la mencionada carta al Presidente acusa por este hecho al ex Ministro de Gobierno, Cnl. Adett Zamora, al jefe de Inteligencia Cnl. Rafael Loayza Villegas, al Prefecto de Chuquisaca Gastón Moreira Ostría y a Abraham Baptista, que dice,deberán justificar la detención del Dr. Roberto Alvarado. Señala también otros casos que es necesario investigar y enjuiciar”.
PRESENCIA, 31 de mayo de 1973.

G. ASESINATO DE IVO STAMBUK VARGAS, DETENIDO EL 7 DE MARZO DE 1972, AL SER HERIDO DE BALA EN LA PIERNA.

Gracias a una rápida intervención de la vecindad es conducido al Hospital General donde recibió atención médica colocándole un yeso, antes de ser dado de alta y ser trasladado al campo de concentración de Achochalla. Allí, por orden del capitán Mena y en manos de los agentes Victor Jorge Balbián y el llamado “Trio oriental” (Esteban Alvarez, Pinqui Otero y Juan García) se efectuó la rotura de yeso que protegía la fractura y herida producidas por la bala. Ivo Stambuk no sólo sufrió toda una serie de vejaciones, sino que también padeció la infección de sus heridas y posterior gangrena de la pierna. Según testimonio de Mirna de Gonzáles (Bertrand Russel II, Roma) fue ultimado por ráfaga de ametralladora el 31 de mayo de 1972, a las 19.30 hrs.

H. ASESINATO DE ANA MARÍA SPALTRO

Revolucionaria argentina, de 45 años, detenida en la ciudad de Cochabamba el 23 de marzo de 1972 por agentes de la policía política, sufriendo todo tipo de torturas. Se tiene evidencia de su muerte, sin embargo se ha ocultado todo rastro. Ana María Spaltro fue puesta en manos deMario Jordán, Gary Alarcón y Guido Alarcón “Ranger” Salamanca, quienes la ultrajaron, violaron y asesinaron a sangre fría.

I. ASESINATO DE MANUEL HELGUERO SUÁREZ.- DETENIDO EL MES DE OCTUBRE DE 1971, PERMANECIÓ PRESO DURANTE NUEVE MESES.

Asesinato de Rainer Ibsen Cárdenas.- Detenido el mes de octubre de 1971, permaneció preso durante nueve meses.
Asesinato de Enrique Ortega Hinojosa.- Detenido el 3 de marzo de 1972.
Los tres fueron ejecutados el 19 de junio de 1972.
“Manuel Helguero y Rainer Ibsen guardaban reclusión en la primera celda de incomunicados de la DOP (de La Paz); en la segunda estaban Emilio Alé y Coronado; por último en la más grande se encontraba Enrique Ortega. Aproximadamente a las 10.30 de la noche les ordenaron alistarse para salir recomendándoles que llevaran todo lo que tenían. Enrique Ortega, suponiendo que sería asesinado, dejó grabada en la puerta de su celda, día antes de su asesinato, esta frase dedicada a su esposa: “… y Mayta, hija querida, esta noche parece ser la definitiva, pero nada habrá terminado”. Ese día (17 ó 18) en la noche Emilio Alé y Coronado fueron trasladados. A Manuel, Rainer y Enrique les aplicaron la ley de fuga y los mataron en Achocalla”.
(Testimonio de una detenida de la prisión de la DOP).
“Los llevaron el jueves a la prisión donde se encuentran las mujeres. Los incomunicaron por unos días y una noche llegaron y los fusilaron. Escuchamos varios tiros y luego un silencio y ruido de movilidades. Después dijeron en la radio que habían muerto por tratar de fugarse.
No se pudo saber más. Yo conversé con un guardia y me contó su versión. Me dijo que los tres estaban en unos galpones, que los sacaron uno por uno a la pampa de Viacha”.
(Testimonio de una presa de Achocalla)
Papel sellado No 650419 - Sello de la Dirección General de la Renta Interna.
Título: Certificado de defunción
Nombre: MANUEL HELGUERO SUÁREZ
Edad: 26 años
Est. Civil: Ignorado
Ocupación: Ignorado
Domicilio: Ignorado
Día de defunción: 19/6/72.
Hora de defunción: 3 a.m.
Lugar de defunción: Achocalla
Diagnóstico: TRAUMATISMO CRANEO ENCEFÁLICO
Y HEMORRAGIA INTERNA POR PROYECTILES DE BALA
La Paz 21/6/72
Firma: Javier Vergara Jiménez
Médico-Forense Sello
La Paz - Bolivia”
Papel sellado No. 650415
Título: Certificado de defunción
Nombre: RAINER IBSEN CARDENAS
Edad: 26 años
Est. Civil: Ignorado
Ocupación: Ignorado
Domicilio: Ignorado
Día de defunción: 19/6/72
Hora de defunción: 3 a.m.
Lugar de defunción: Achocalla
Diagnóstico: TRAUMATISMO CRANEO ENCEFÁLICO
Y HEMORRAGIA INTERNA POR PROYECTILES DE BALA
La Paz, 21/6/72.
Firma: Javier Vergara Jiménez
Médico-Forense
La Paz - Bolivia
Papel sellado No. 6504 20
Título: Certificado de defunción
Nombre: ENRIQUE ORTEGA HINOJOSA
Edad: 38 años
Est. Civil: Casado
Ocupación: Geólogo
Domicilio: Ignorado
Día de defunción: 19/6/72.
Hora de defunción: Achocalla
Diagnóstico: TRAUMATISMO CRANEO ENCEFÁLICO
Y HEMORRAGIA INTERNA POR PROYECTILES DE BALA
La Paz 26 - 6 - 72.
Firma: (sello) Javier Vergara J.
Médico-Forense
La Paz – Bolivia

J. ASESINATO DE CANCIO PLAZA ASTROÑA - ASESINATO DE AGUSTÍN CARRILLO CARRASCO

Ambos detenidos en la ciudad de Oruro el 24 de junio de 1972 y muertos el 28 del mismo mes en la localidad de Caracollo. Ejecución realizada por el capitán Mena y Jorge Balbián, alias “Coco”.
K. ASESINATO DE CARLOS BAYRO.-
Detenido en octubre de 1972, cuando salía de la casa particular del Dr. Rojas Tardío, en la Plaza España de la ciudad de La Paz, a las 19.30. Fue conducido en una movilidad junto con el Sr. Gumucio, quien fue puesto en libertad poco tiempo después. Así mismo fueron detenidos más tarde el Dr. Rojas Tardío y su hija Verónica Rojas. Carlos Bayro desapareció en las dependencias del Ministerio del Interior. El sacerdote holandés P. Jaime Van Manen de la orden de los Agustinos insistió en saber la suerte que hubiera corrido este universitario, el propio Gral. Banzer le respondió que estaba muerto debido a un exceso en la tortura y le conminó a que no realizara ninguna denuncia. En el informe reservado a los obispos se tiene testimonio de su muerte, a través de las palabras de la esposa del general Banzer, Yolanda Prada de Banzer, quien afirmó que Carlos Bayro había muerto.

L. ASESINATO DE FÉLIX SANDOVAL MORÓN.- MÉDICO, APRESADO EL 5 DE MARZO DE 1973 Y ASESINADO EL 8 DE MARZO DE 1973

Información oficial de la prensa:
“Se ordena investigación.
FÉLIX SANDOVAL MORÓN FUE ASESINADO EN LA CÁRCEL EL PARI DE SANTA CRUZ
Félix Sandoval Morón, líder del sector del Movimiento Nacionalista Revolucionario de Izquierda (MNRI) que dirige en el exilio el ex-presidente Hernán Siles Suazo, fue muerto a balazos ayer en la madrugada, cuando se encontraba, en calidad de detenido en la prisión El Pari de Santa Cruz. Sandoval Morón, casado de 32 años y con cuatro hijos, había sido apresado el lunes cuando almorzaba -según versión de su familiares- en su casa de Santa Cruz. El Ministerio del Interior dio cuenta del crimen en un comunicado en el que responsabiliza del hecho a un grupo de encapuchados que redujo a la guardia del penal El Pari y luego disparó contra Sandoval Morón.
El comunicado oficial es el siguiente:
El Departamento de relaciones públicas del Ministerio del Interior hace saber:
1- El doctor Félix Sandoval Morón, que se encontraba exiliado en la República de Argentina, fue apresado el 5 del presente mes por ingreso clandestino al país, guardando detención en la seccional zona del Pari de la ciudad de Santa Cruz para fines de investigación.
2- En la madrugada de hoy, horas 4.30, un grupo de encapuchados, fuertemente armados con ametralladoras asaltó dicha Seccional y, después de reducir al personal de guardia que se encontraba de servicio, victimó al Dr. Sandoval Morón, dándose seguidamente a la fuga en una camioneta marca Toyota, color rojo.
3- El Ministerio del Interior, al condenar enérgicamente el crimen perpetrado, ha dispuesto la más severa investigación, a fin de individualizar a sus autores y aplicarles con todo rigor las sanciones correspondientes, precautelando así el imperio de la ley y la justicia del país.
Versión de los familiares
Las hermanas del médico asesinado -Nelly Sandoval de Mollinedo y Pura Sandoval de Arrien- en declaraciones a PRESENCIA-, rechazaron categóricamente cualquier versión que pretenda ligar a nuestro hermano a planes subversivos o de acción terrorista.
En Santa Cruz hubo versiones que señalaban que Sandoval Morón había declarado que ingresó clandestinamente al país para comandar un presunto grupo que había pretendido realizar secuestros y terrorismo.
Las hermanas dijeron que Félix Sandoval Morón retornó a Bolivia “por razones estrictamente familiares”. Refirieron que apenas se enteraron de la detención del hermano, recurrieron al Ministro del Interior “pidiendo garantías por su vida y solicitando su traslado a La Paz”. Explicaron que habían hecho esa solicitud porque “hace 16 meses, en las mismas condiciones de prisionero, Alcides Sandoval Morón fue asesinado” y que hasta la fecha no habían podido ni siquiera recuperar el cadáver.
“Mientras las autoridades del gobierno no esclarezcan las circunstancias de la muerte de nuestro hermano -dijeron- dudamos de la versión de que un grupo de encapuchados, con inexplicable facilidad, haya logrado ingresar en un recinto policial y victimar a un prisionero”. “No se ha explicado además cómo llegó el cadáver a la morgue” agregaron. Las hermanas añadieron que la ahora viuda de Sandoval Morón se enteró del asesinato “por un anónimo que le dejaron en su domicilio a las 7 de la mañana” (de ayer).
De Santa Cruz:
Santa Cruz 7 (PRESENCIA)
Un comando de encapuchados asaltó esta mañana la seccional del DID en la zona del Pari de la ciudad y acribilló a balazos al dirigente emenerrista de izquierda Félix Sandoval Morón. Este se encontraba detenido desde hace varios días, según afirmaron las autoridades. Se informó que Sandoval Morón estaba “prestando valiosísimas informaciones respecto a un plan subversivo” cuya finalidad buscaba secuestrar a los hijos de las autoridades locales con fines incomprendidos. Humberto Vaca Pereyra y Percy Gonzáles, Jefe del DID y Jefe del Orden Político, respectivamente, denunciaron hoy en una conferencia de prensa que al promediar las cinco de la madrugada el grupo armado y encapuchado asaltó la seccional para asesinar a Sandoval Morón en su propia celda.
Según los agentes que se encontraban en la seccional de El Pari, el grupo integraban alrededor de 18 personas. Estos llegaron en Jeep color rojo, marca Toyota, y luego bajo presión redujeron a los policías para luego ubicar la celda donde estaba detenido Sandoval Morón para acribillarlo con una ráfaga de metralleta.
El Jefe del DID informó que se encuentra activo en la ciudad un grupo de extremistas, presumiblemente vinculados con algunos extranjeros. Agregó que durante estos carnavales debía llevarse a cabo un plan siniestro para asesinar autoridades y realizar secuestros.
Esta mañana el Presidente Banzer fue informado ampliamente sobre este hecho delictivo.
Por su parte, el jefe de orden político señaló que los agentes en El Pari fueron rápidamente reducidos por los encapuchados debido a la carencia de armas que les impide realizar una vigilancia más severa. Se informó que en esas celdas, Sandoval Morón era el único detenido por motivos políticos. Pese a la movilización las autoridades indicaron que se había perdido el rastro de los asaltantes, quienes tras consumar el asesinato se dirigieron por la carretera a Cochabamba, al parecer sin haber llegado a Samaipata. Este hecho hace presumir que el grupo se encuentre oculto en algún lugar cercano”.
PRESENCIA, 8 de mayo de 1973.
Días después el mismo periódico “PRESENCIA” publica como solicitada la siguiente nota:
“ACLARACIÓN DE LA FAMILIA DEL DOCTOR FELIX SANDOVAL MORÓN”
Las autoridades, tanto en Santa Cruz como en La Paz, ha difundido diversas y, a veces, contradictorias versiones sobre la muerte de nuestro recordado hermano, el Dr. Félix Sandoval Morón, que fuera asesinado el día miércoles 7 de la seccional de El Pari en la ciudad de Santa Cruz.
Se ha dicho que los autores de ese asesinato fueron 15 encapuchados y se ha insinuado que obedecían al deseo de “acallar” a nuestro hermano que según el Jefe de la DIC cruceña se hallaba en un complot para asesinar al Presidente Hugo BanzerSuárez. Nada más lejos de la verdad. Al tener noticias del apresamiento de nuestro hermano, no solo nos entrevistamos con el Ministro del Interior, a menos de 20 minutos de su apresamiento, para solicitarle sea trasladado a esta ciudad y que se nos garantice por su vida, sino que, familiares en Santa Cruz, recurrieron al propio Presidente de la República, quien estuvoinformado desde el primer momento de su detención; recurrimos a él confiados en que su presencia podía evitar cualquier atentado. Por todo esto hicimos que personas amigas montaran guardia constante en la seccional de El Pari de Santa Cruz, ya que, dados los antecedentes del asesinato de nuestro hermano Alcides, en octubre de 1971, temíamos que la detención de nuestro hermano Félix terminara también con su muerte.
Nuestras previsiones, por desgracia, estaban plenamente justificadas. Las personas que vigilaban de manera discreta a la seccional de El Pari, vieron, a las 4.30 de la madrugada del día miércoles, llegar una vagoneta verde -y no roja- de la DOP (Dirección de Orden Político) descender de ella a dos hombres, entraron en la seccional y salieron una hora después, con un bulto envuelto en un cotencio (bolsa), que arrojaron dentro de su vagoneta y se llevaron después.
No hay pues ninguna intervención de encapuchados ni nada que se le parezca.
Nuestro hermano Félix no pudo haber hecho declaración a favor o en contra de nadie. Para empezar fue torturado ya en el momento de ser detenido en presencia de sus cinco hijos y, por otra parte, ninguna autoridad lo presentó desde su detención hasta que los dos hombres entraron allí para matarlo. Si en verdad existieran tales declaraciones, ¿no las habrían mostrado ya los interesados?. Colma toda medida de amargura el hecho de que, después de matar a una persona, los asesinos quieran ultrajar su memoria acusándolo de delatar a sus amigos. Muchísimas personas vieron en la morgue y principalmente en el velorio en Santa Cruz, el cadáver de nuestro hermano, tenía la cabeza casi separada del cuello, de los ojos brotaba sangre, los brazos sueltos desde los hombros, de las costillas y tajos en los dedos de los pies, ni qué decir de los innumerables cortes. Son hechos fácilmente testificables, primero, que fue horriblemente torturado y, luego, si se compara ese hecho con la inexistencia de declaraciones suyas, que resistió la tortura como verdadero hombre. Otro hecho sumamente sugestivo es que, cuando familiares recogieron el cadáver de la morgue, su ropa no tenía un solo impacto de bala, lo que nos hace suponer que nuestro hermano fue torturado y asesinado desnudo.
Estos hechos, torturas y asesinatos, empañan en cierto modo el prestigio de todos los que gobiernan ahora el país. Queremos por ello apelar especialmente a la conciencia de las Fuerzas Armadas para que exijan un esclarecimiento pronto y se sancione a los culpables de acuerdo a Ley. La opinión pública se da perfecta cuenta que todas las versiones del Gobierno se están desbaratando a consecuencia de sus propias contradicciones. Podemos asegurar que nuestro hermano martirizado fue totalmente inocente de cualquier cargo que antes y en cualquier momento se le quiera atribuir y, esto sólo Dios sabe si existe, pues nuestro infinito dolor nos hace dudar de todo y El que es el único Juez en la tierra sabe de su inocencia.
La Paz, 12 de marzo de 1973.
Nelly Sandoval Morón y María Pura Sandoval Morón”.
PRESENCIA, 13 de marzo de 1973.

M. ASESINATO DEL CNL. ANDRÉS SELICH CHOP

Nota: El coronel Andrés Selich Chop fue uno de los mayores responsables de la política represiva de este régimen. Hombre fuerte y Ministro del Interior. Directo responsable de la masacre de la Universidad de Santa Cruz y muerte de campesinos de ese departamento. Su espíritu anticomunista le llevó a organizar una verdadera máquina del crimen, máquina de la que después fue su propia víctima.
1.- El 14 de mayo de 1973. A través del titular del Ministerio de Información y Deportes, Sr. Caballero Tamayo, a las 19 horas, en conferencia de prensa se informó de la muerte del ex coronel Andrés Selich Chop, vinculado a un complot. El informe médico y acta de la autopsia legal señalaban en conclusión:
“Se estableció que el deceso se debe a “Traumatismo en cara anterior de base de tórax y parte superior de abdomen con múltiples fracturas costales: desgarre y estallido del hígado, hemorragia consiguiente”.
ULTIMA HORA, 15/5/73.
2.- El informe oficial de su deceso, realizado por el Ministro de Información, Jaime Caballero Tamayo, dice que:
“Selich y otros compañeros fueron detenidos “sin registrarse ningún hecho de sangre. Pero cuando fue conducido al Ministerio del Interior, en la avenida Arce del barrio de Sopocachi, Selich trató de fugarse, perdiendo el equilibrio y “rodando por las gradas desde el segundo piso”. Un golpe en la cabeza resultó fatal para el ex Ministro del Interior, según se comprobó posteriormente a través de un examen médico”.
(La Paz, 14 U.P.I.) El Tribuno de Salta 15/5/73. Argentina).
“TRÁGICO DESENLACE TUVO EL COMPLOT DESCUBIERTO AYER

Según comunicado oficial el Cnl. Selich murió accidentalmente.
“El complot descubierto ayer por fuerzas de seguridad del Estado del que ULTIMA HORA informó primicialmente a sus lectores, tuvo un trágico desenlace a pocas horas de debelada la conjura, pues según versión oficial el cabecilla de los insurrectos, Cnl. Andrés Selich, había muerto al intentar de escapar de sus captores.
Los sucesos de ayer que mantuvieron en expectativa a toda la población, concentraron a los periodistas en los alrededores del Palacio en espera de mayores informaciones sobre el complot y la detención del Cnl. Selich en una casa de Miraflores junto a 7 u 8 personas más.
A las 19.00 horas el Ministro de Información y Deportes, señor Caballero Tamayo convocó a conferencia de prensa que luego fue suspendida debido a reunión extraordinaria de gabinete.
A las 21.40 horas el Ministro Caballero Tamayo autorizó el ingreso de periodistas a la prevención de Palacio, donde informó de la muerte del ex coronel Andrés Selich Chop mediante un comunicado que registramos en sección aparte.
El Ministro se negó rotundamente a responder preguntas de los periodistas, explicando que no tenía nada oficial y que no conocía nada. Sin embargo, dijo que “hasta el momento” existen de 8 a
10 personas detenidas. Además, respondiendo a una pregunta, afirmó que existe absoluta tranquilidad en todo el país.
A esta altura, los agentes del palacio cortaron el dialogo con el Ministro manifestando que “no hay más preguntas”, “se acabó” y “afuera”.
Concluida la improvisada conferencia de prensa el Ministro invitó a los periodistas a trasladarse a la morgue para ver el cadáver del que fuera uno de los cabecillas de la revuelta del 19 de agosto de 1971 y primer Ministro del Interior del gobierno nacionalista.
En Miraflores, la puerta del Instituto del Tórax se encontraba fuertemente custodiada por efectivos de la Guardia Nacional de Seguridad Pública. Por tanto, se negó el ingreso del Ministro Caballero Tamayo y de los periodistas, argumentando que había orden terminante de no hacer ingresar a nadie, ni a los Ministros”.
ULTIMA HORA, 15 de mayo de 1973.
3.- Tres días más tarde de estas informaciones de prensa, sorprende a la opinión pública la siguiente noticia:
“Ministro Arce en actitud sin precedentes”
LA VERDAD: NUEVO ESTILO EN LA POLÍTICA BOLIVIANA
Al promediar la media noche y en torno a unos treinta periodistas de órganos locales y agencias del exterior, el Ministro Alfredo Arce, acompañado del titular de información, Jaime Caballero Tamayo, reveló, la verdad de lo sucedido en torno a la muerte del coronel Andrés Selich. Los periodistas habían sido llamados a horas 10.30 al Despacho del Ministro y pocos minutos antes, los directores de los principales periódicos fueron convocados a la residencia del Presidente Banzer donde departieron con el Primer Mandatario, quien les pidió que se tratara con ponderación y seriedad la información que iba a proporcionar poco tiempo después el titular del Interior. Al entrar al despacho del Ministro Arce, los reporteros encontraron en su rostro las huellas de la fatiga y la tensión que ha vivido estos días. Sin embargo, con voz pausada y segura, sobreponiéndose a la emoción que sin duda sentía, el Ministro Arce ofreció la versión final de los hechos.
Según esta nueva versión oficial, el ex Ministro Selich habría muerto como consecuencia de “un solo puñete” que le habría propinado en el lado derecho uno de los tres agentes a quienes se habría encomendado su interrogatorio.
Visiblemente compungido, el Dr. Arce recordó su comparecencia del martes pasado frente a la prensa en cuya oportunidad afirmó que el deceso del Coronel Selich se había debido a una caída accidental en las escaleras de una casa de Calacoto, donde parece funciona una dependencia del Ministerio del Interior de la cual hasta este momento nadie tenía noticias.
En esa oportunidad el Ministro asumió la responsabilidad por el desgraciado accidente que le costó la vida al coronel Selich y subrayó el propósito del gobierno de proceder sólo con la ley y la verdad en la mano.
En su reunión de anoche con los periodistas de La Paz relató cómo al ser informado de la detención de Selich había ordenado a tres agentes: Mario Zambrano Morales, Carlos Betancourt Pacelli y Juan Cassis Quiroga, que lo trasladaran a su propio domicilio y que luego después de un tiempo prudencial lo trasladaron a la dependencia de Calacoto, orden esta última que no habría llegado a ser cumplida.
Subrayando el carácter fortuito del lamentable hecho, el Ministro dijo: “Señores periodistas, como ustedes comprenderán, ninguna persona, menos un Ministro del Interior, envía a su casa a otra persona para que sea maltratada, peor aún victimada”.
Reveló cómo, luego de haber impartido instrucciones para el traslado e interrogatorio del detenido, se dirigió a su despacho donde fue informado por teléfono de que “a raíz de un acto provocado por el estado de crisis nerviosa en que se encontraba el coronel Selich había perdido el conocimiento”.
Sin embargo, considerando el propio Ministro que es además un hombre de leyes, que la versión que se le había ofrecido por sus subalternos estaba lejos de ser satisfactoria, decidió profundizar la investigación habiendo obtenido de los tres agentes la confesión que publicamos en otra columna, en su texto original, según la cual la muerte del coronel fue ocasionada por golpes que le propinaron sus interrogadores.
El Ministro declaró no estar del todo satisfecho con esta versión “puesto que no explica la fractura de las costillas”, añadiendo que “es preciso puntualizar que la causa real del fallecimiento debe estar en la fragilidad del hígado en avanzado estado de cirrosis”… Anunció luego que los tres agentes responsables junto con los obrados del caso serían pasados a la justicia ordinaria que es la que, de conformidad con nuestro ordenamiento jurídico, debe establecer responsabilidades y sanciones”.
Terminó el Ministro Arce la declaración con el siguiente párrafo:
“Desde que se me invitó a formar parte del gobierno he seguido normando mi conducta de acuerdo a mis convicciones cristianas y humanitarias encuadrando mis actos a mi formación profesional. No he deseado jamás mal ni daño alguno a nadie, he seguido con profunda congoja el dolor de los familiares del ex coronel Selich así como del agente Faustino Calle que falleció en Tarija; como Ministro del Interior no puedo ocultar la verdad, como se ha hecho tantas veces en el pasado, pero prefiero arrostrar cualquier extremo a fin de que el pueblo boliviano sepa que sus gobernantes actuales están decididos a aplicar la ley y formar la vida del país de acuerdo a la justicia y la verdad”.
ULTIMA HORA, 18 de mayo de 1973.
4.- Mario Zambrana Morales y Juan Cassis, acusados por la muerte del coronel Andrés Selich Chop, rectificaron lo anteriormente señalado, durante su declaración confesora ante juez negaron haber maltratado al detenido.
“ACUSADO: EN CASO SELICH REVELA NUEVOS DETALLES
Primera declaración.
Ayer en horas de la tarde, Mario Zambrana Morales, empleado administrativo del Ministerio del Interior, compareció ante el juez 3ro de partido en lo penal, Dr. Carlos Calvo, para presentar su declaración confesora dentro del proceso que sigue el Ministerio Público contra los autores de la muerte del Cnl. Selich.
El procesado, al igual que en la etapa sumarial, dijo que a las 16 horas del 14 de mayo, se le ordenó, junto a Cassis y Betancourt, seguir en un Jeep a un automóvil que tomó primero rumbo a Obrajes y se detuvo junto a una capilla “donde se hace romería en semana santa”.
Allí, el entonces Ministro del Interior, Dr. Alfredo Arce, se apeó del automóvil y les ordenó que volvieran a la ciudad. El automóvil fue entonces a Sopocachi, a la casa del Tte. Moyano (ayudante del Dr. Arce). “Allí presencié que bajaron del automóvil -dice Zambrana Morales- al Cnl. Selich escoltado por cuatro personas”.
“En una de las habitaciones del interior –continua- el Dr. Arce manifestó al detenido en términos enérgicos que debía hablar, a lo que el Cnl. Selich respondió que así lo haría “pero que ya no se lo maltrate”. Empezó el Cnl. Selich a relatar la forma en que ingresó al país desde el Paraguay y poco después pidió un vaso de agua y que se le aflojaran las esposas que le apretaban mucho las muñecas. El señor Ministro Dr. Arce ordenó que se le proporcione una copa de whisky -declaró Zambrana –habiéndose servido todo el contenido el Cnl. Selich”. “Concluido el interrogatorio por el Dr. Arce, siguió declarando el acusado al que se le volvió a servir una copa de whisky, luego abordamos los vehículos para trasladarnos “nuevamente” a la casa del Dr. Ministro. Habiendo llegado al inmueble ingresaron al garaje de la casa en el mismo vehículo. Aclaro que el automóvil que ingresó al garaje fue un Jeep que se estacionó poco más allá, en la calle. Nosotros tres-prosigue- nos quedamos en el garaje con el Cnl. Selich quien se indispuso pasados 2 o 3 minutos, habiendo comunicado esto al encargado de la casa al Ministro del Interior. Transcurridos unos 10 minutos, se hizo presente el Dr. Asbún quien después de auscultar al Cnl. Selich dijo que estaba vivo. En estos momentos -agrega Zambrana- llegó una orden para mi persona y mis acompañantes para constituirnos en el Ministerio, dejando en el garaje al Cnl. Selich”. Niegan haber maltratado al Cnl. Selich.
En respuesta a la pregunta de juez Carlos Calvo, El procesado Mario Zambrana negó haber maltratado al Cnl. Selich ni empleado armas contundentes. “Ni yo ni mis acompañantes pusimos las manos en el Cnl. Selich” afirmó enfáticamente el acusado. “No soy elemento de represión -añadió- y por consiguiente no estoy acostumbrado a estos métodos”.
El Juez Plenario dijo a Zambrana: “Habiendo usted manifestado en su declaración informativa prestada ante autoridades de la DIC en compañía de Cassis y Betancourt que propinaron golpes de puño al detenido, quien inclusive se desmayó en dos oportunidades, ¿cuál razón por la que niega usted estos hechos?
Respuesta: “Dicha declaración la firmé precipitadamente… empero, reitero que yo y mis acompañantes no hemos tocado al Cnl. Selich”.
Pregunta: “A fojas 14 del proceso existe un informe, confiesa Ud. que sin animo de causar la muerte del Cnl. Selich le propinaron algunos golpes con objeto de obtener su confesión sobre el complot y que involuntariamente ocasionaron la muerte del Cnl. Selich, de lo cual se ha arrepentido y pide perdón a Dios. ¿Cuál es el motivo para que hubieran elaborado ese informe y elevado a las autoridades superiores?”
Respuesta: “Simplemente lo firmé con premura, sin enterarme de su contenido. No tengo idea de quien redactó ese informe”.
El fiscal Intervino para hacer la siguiente pregunta:
Pregunta del fiscal: ¿Usted recibió una orden y de qué autoridad para causar daños al Cnl. Selich o es que actuó Ud. por propia iniciativa?
Respuesta: “No he recibido ninguna orden en dicho sentido y reitero que ni yo ni mis acompañantes en ningún momento llegamos a maltratar al Cnl. Selich”.
Pregunta del fiscal: Que exprese el acusado los excesos de autoridad empleados en la captura del Cnl. Selich”.
Respuesta: “Soy empleado administrativo de la Guardia Nacional de Seguridad Pública. Hasta horas 16 del 14 de mayo de 1973 ignoraba la detención del Cnl. Selich, de modo que no me consta y tampoco sé por referencias quienes maltrataron al mismo”.
Pregunta del abogado defensor del acusado: Diga si notó contusiones o hematomas en el rostro o en otra parte del cuerpo del Cnl. Selich la primera vez que lo vio”.
Respuesta: “Solamente decaimiento físico”.
RECTIFICA SU PRIMERA DECLARACIÓN
“Juan Cassis Quiroga, 24 años, empleado público, declaró ante el juez que el informe en el que confesaba junto a los otros dos encausados, que había propinado algunos golpes al Cnl. Andrés Selich con el objeto de obtener detalles, sobre el complot abortado en el que había intervenido y que inesperadamente le ocasionaron la muerte,“se hallaba redactado en el despacho del Dr. Alfredo Arce quien nos pidió que firmáramos el mismo”.
Nuevas revelaciones
A partir de las 15.30, el segundo de los procesados en el caso de la muerte del ex Ministro del Interior, Cnl. Andrés Selich Chop, prestó declaración confesora en audiencia pública en el juzgado 3ro de Partido en lo Penal donde se sustancia la causa.
Cassis Quiroga, como empleado del Ministerio del Interior, recibió en fecha 14 de mayo de 1973 una orden de su jefe Ademar Ortizen sentido de escoltar en un Jeep a un automóvil hasta Obrajes, zona donde se detuvieron frente a una capilla “donde van los devotos todos los viernes”.
Esperamos un automóvil blanco, dice Cassis. Como no llegó este vehículo, el Ministro del Interior de esa época Dr. Alfredo Arce, nos ordenó que volviéramos a la ciudad, siempre escoltando al vehículo que marchaba delante de nosotros”. Sigue relatando el procesado y dice que llegaron a una casa del barrio de Sopocachi cuyo propietario no conoce, ingresaron a la misma el Cnl. Selich y cuatro personas más.
“El Dr. Alfredo Arce, en el “living” de la casa, conminó en tono enérgico al Cnl. Selich para que revelara los detalles de la subversión abortada”. Repite luego la escena en la que el detenido pide agua y que le aflojen las esposas, que el Dr. Arce le hace servir whisky, que el Cnl. Selich bebe de una sola vez el contenido, que el detenido hace una relación sobre su ingreso a Bolivia, etc.
Después de ello, dice Juan Cassis, el Dr. Arce ordenó el traslado del detenido, su escolta y nosotros, a otra casa situada en la zona de Sopocachi.
“El automóvil, dice Cassis, ingresó directamente al garaje de la casa, habiendo nosotros estacionado el Jeep a corta distancia de la calle”.
Cuando ingresaron los procesados al garaje encontraron al Cnl. Selich solo; los demás habían salido. A los 2 o 3 minutos de nuestro ingreso, declara, se desmayó el Cnl. Selich, hecho que nosotros tres comunicamos al encargado de la casa. Después de que el Dr. Asbún lo auscultó, dijo que estaba vivo, lo dejaron con los encausados, en compañía de varios miembros de seguridad del Ministerio “no pudiendo precisar su número” afirma Juan Cassis y agrega: “En ningún momento, ni mi persona ni los otros tres coencausados llegamos a maltratar al Cnl. Selich y mucho menos empleamos elementos contundentes”.
Ministerio Público
El Fiscal de Partido en lo Penal, Dr. Alberto Loza Vargas, preguntó a Cassis: Sírvase manifestar el acusado qué hicieron él y sus acompañantes en los 2 o 3 minutos que se quedaron en el garaje indicado en compañía del Cnl. Selich”.
Respuesta: “Simplemente, nosotros tres y el Cnl. Selich permanecimos de pie el lapso indicado; el Cnl.Selich mostraba decaimiento físico, empero no conversamos ni tampoco se nos quejó”.
Fiscal: “¿Cuáles fueron los motivos para que se hubieran empleado instrumentos contundentes en el interrogatorio del Cnl. Selich?
Respuesta: “En ningún momento ni mi persona ni los otros encausados hemos llegado a tocar al Cnl. Selich”; tampoco sé por referencias quiénes pudieron haberlo maltratado”.
Abogado Defensor: “Que indique si en el momento que divisó por primera vez al Cnl. Selich, éste presentaba huellas de malos tratos, contusiones, hematomas, manchas de sangre, etc.”
Respuesta: “Lo único que he notado fue decaimiento físico, no presentaba huellas de sangre ni hematomas ni contusiones.
El abogado defensor de Juan Cassis Quiroga preguntó a este: “Diga el acusado si le hubieran impartido órdenes de maltratar al Cnl. Selich, ¿habría dado cumplimiento a dicha orden?”.
El encausado respondió así: “Nunca habría dado cumplimiento a una orden de esa naturaleza y, por el contrario, lo habría protegido. Yo fui su estafeta cuando él era Comandante del Regimiento 3ro de Ingenieros”.
Otra declaración
“Hoy, a las 9, 30 prestará declaración confesora, Carlos Betancourt Pacelli, el tercero de los enjuiciados en el presente caso. El Auto de conclusión de la Sumaria no incluye a nadie más que a los tres nombrados ex-empleados del Ministerio del Interior”.
PRESENCIA, 24 de agosto de 1973.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Historias de Bolivia. Con la tecnología de Blogger.