Historias de Bolivia, Archivos Históricos.- Sitio dedicado a la recolección de notas periodísticas, revistas, libros, fotografías, postales, litografías, investigaciones, curiosidades, etc., etc. Todo lo relacionado con la historia de nuestra patria Bolivia. (Historia de Bolivia).

EL VALLE DE LA LUNA DE BOLIVIA LE DEBE SU NOMBRE A NEIL ARMSTRONG

El sitio denominado Valle de la Luna es una formación rocosa que se encuentra a unos 10 kilómetros del centro de la ciudad de La Paz, en Bolivia. El nombre le fue dado por el astronauta norteamericano, Neil Armstrong primer hombre en pisar la luna, quien se encontraba de visita en la sede de gobierno boliviana el año 1969.
El sorprendente sitio hoy denominado  Valle de la Luna es una sección donde la erosión ha consumido la parte superior de una montaña. No siendo el suelo sólido, arcilla en vez de roca, con el transcurso de los siglos los elementos han creado una obra de arte algo diferente. Otro de los sitios con similares características en La Paz es la zona conocida como el Valle de las Ánimas.

EL “DÍA DE LA AMISTAD” DE NEIL ARMSTRONG
Para mucha gente de nuestro país, en una cantidad que no hace sino aumentar, este 23 de julio es el “día de la amistad” y, en atención a ello, se organiza diversas actividades que en ocasiones llega incluso a las instituciones.
No es mal dedicar un día a la amistad. De hecho, el 3 de mayo de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas emitió la resolución 65/275 que declara al 30 de julio como Día Internacional de la Amistad sin un motivo que justifique la fecha. La declaratoria está basada en la cultura de la paz, promovida precisamente por Naciones Unidas a partir de 1997.
Si existe un día formalmente declarado para celebrar la amistad, ese es, entonces, el 30 de julio. Otros antecedentes similares son los del 21 de julio, fecha que coincide con la llegada del hombre a la luna, en 1969. Aunque sea motivo para la risa, se dice que uno de los tres astronautas que llegaron al satélite de la Tierra en aquella fecha, concretamente Neil Armstrong, plantó en la superficie lunar una placa conmemorativa a la amistad.
Con el argumento de ese episodio de la carrera espacial, a mediados de la década del 90, la empresa Inspiration Cards, dedicada a la venta de tarjetas de felicitación, propuso celebrar cada 23 de julio el día de la amistad en Bolivia. Por la buena intención que aparentaba, la idea fue bien recibida y, a partir de entonces, comenzó una celebración que no tiene declaratoria oficial alguna. En otras palabras, ningún gobierno boliviano declaró a esta fecha como “día de la amistad” y tampoco existe un referente internacional para homologarlo, salvo el de la llegada a la Luna.
El episodio lunar es tierno, conmovedor, pero tiene un defecto: no es preciso. Es cierto que se dejó una placa en la Luna pero esta fue colocada tanto por Armstrong como por otro astronauta, Edwin “Buzz” Aldrin. La placa se fijó en una de las patas del módulo lunar, que todavía permanece ahí y su inscripción original, en inglés, es la siguiente: “Here Men From The Planet Earth First Set Foot Upon the Moon, July 1969 A.D. We Came in Peace For All Mankind. - President of the United States of America - Richard Nixon” (Aquí, unos hombres procedentes del planeta Tierra pisaron por primera vez la Luna en julio de 1969 d.C. Vinimos en paz, en nombre de toda la humanidad. - Presidente de Estados Unidos de América - Richard Nixon). Como se ve, se trata de un mensaje de paz y, si alguien quiere, puede homologarlo con la amistad.
La verdad es que el “día de la amistad” no fue precisamente una buena intención, pues ni siquiera se propuso que el Congreso lo declare oficialmente, sino una estrategia de ventas o “marketing” que funcionó muy bien hasta la aparición de internet.
La celebración ha crecido y, curiosamente, quienes la promueven son los medios de comunicación cuya tarea, más bien, es la de orientar a su público.



Fuente: Matutino El Potosí, 2 de junio de 2016 / http://elpotosi.net/opinion/20160723_un-dia-de-la-amistad-inexistente.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Historias de Bolivia. Con la tecnología de Blogger.