Historias de Bolivia, Archivos Históricos.- Sitio dedicado a la recolección de notas periodísticas, revistas, libros, fotografías, postales, litografías, investigaciones, curiosidades, etc., etc. Todo lo relacionado con la historia de nuestra patria Bolivia. (Historia de Bolivia).

DECLARACIONES JURADAS SOBRE EL LUGAR DE NACIMIENTO DEL TTE. GRAL. GERMÁN BUSCH BECERRA


Este artículo fue publicado en la Revista Pueblo de Leyenda Nº 10 - Trinidad, Beni, Bolivia - Marzo de 2011.

En la ciudad de la Santísima Trinidad, capital del departamento del Beni, a horas 9:00 del día martes25 de enero del año dos mil once, en el domicilio del señor Guillermo Espinoza Suárez, situado en la Av. Sucre Nº 309 esq. Calle Santa Cruz, fueron presentes los ciudadanos Napoleón Suárez Vidal, señora Arcelia Velarde Landívar Vda. de Suárez, Guillermo Espinoza Suárez y Ruslan Espinoza Morón, mayores de edad y hábiles por derecho, y el Dr. Gadiel Alejandro Oliva Ruiz, NOTARIO DEHACIENDA DEL GOBIERNOAUTÓNOMO DEL DPTO. DELBENI, para escuchar sus testimonios históricos sobre el lugar de nacimiento del que fue Máximo Héroe de la Contienda del Chaco y Presidente Constitucional de la República de Bolivia, Tte. Gral. Germán Busch Becerra. Los testimonios tendrán como base las siguientes preguntas: Diga Usted qué sabe y cómo se enteró sobre el lugar de nacimiento del que fue Gran Héroe de la Contienda del Chaco y Presidente Constitucional de la República de Bolivia, Tte. Gral. Germán Busch Becerra?

SEÑOR NAPOLEÓN SUÁREZVIDAL.

El primero en ofrecer sus declaraciones fue el señor Napoleón Suárez Vidal, de 70 años de edad, nacido en El Carmen del Iténez pero radicado en Trinidad, con cédula de identidad Nº 1695348, Beni, hijo de Moisés Suárez Jiménez y Carmen Vidal Morón. A la pregunta, contestó: “Cuando tenía 10 años de edad y estaba en la escuela de mi pueblo, en el aula había pegado un almanaque Patriótico, en el cual aparecían los bustos de los Presidentes de Bolivia, entre ellos el del Presidente Germán Busch Becerra. En uno de esos días nos tocó la materia de Historia Nacional y cuando el profesor nos habló del Presidente Busch, leyó en el Almanaque que decía “de origen cruceño”, entonces don Juan Antonio Velarde Justiniano, que era nuestro maestro, y además cruceño de nacimiento, paró su lectura y con una regla en la mano, apuntó a la figura de Busch y a secas dijo y repitió “Este ilustre personaje no nació en el departamento de Santa Cruz, sino que es netamente beniano, pues nació cerquinga de aquí, en La Pampita, que es circunscripción municipal de El Carmen. Este dato es digno de fe, ya que fue mi padre Alcibíades Velarde quien me lo proporcionó, y él fue de los primeros que llegaron a esta región, y aún vive en la localidad de Huacaraje”. Un poco resumido, señor Notario, respondo de esa manera las dos partes de la pregunta, pero tengo otras fuentes familiares en esta información importante para El Carmen del Iténez y el Beni. Mi padre Moisés Suárez Jiménez en varias ocasiones familiares nos contaba que mi abuelo Luis Suárez Suárez fue padrino de agua del recién nacido Germán Busch Becerra. ¿Cómo ocurrió esto? En realidad, la familia Busch-Becerra que se hallaba arribando el río Blanco, había encostado en la Barraca “La Pampita”, ubicada a una vuelta debajo de El Carmen del Iténez, lugar donde dio a luz la señora Raquel. Al enterarse mi abuelo del alumbramiento, se preocupó debido a la precariedad del lugar y porque ya era amigo de esa familia a quienes había conocido en Riberalta. En forma diligente, traslado a su establecimiento agroindustrial “Bolívar” a la y a numerosa familia compuesta por el Dr. Pablo Busch, la señora Raquel Becerra y las hijas Josefina, Bertha Beni y Elisa, el hijo Pablo y el recién nacido, además de la tripulación que los acompañaba. Su establecimiento “Bolívar” se hallaba a cuatro tornos arriba de la población carmelitana. Pero en la noche de ese día, la criatura lloró mucho que asustó a sus padres, quienes culparon al sitio insalubre donde se produjo el parto, a tal punto que pensaron que podría haber sido contagiado con el tétano, una enfermedad muy común en esos tiempos y en esta región abandonada. Su primera voluntad fue bautizarlo por si moría, para que no se vaya barbarito al cielo, por lo que al amanecerlos padres, muy apenados, contaron lo ocurrido a mi abuelo Luis, y como gesto de agradecimiento por la hospitalidad recibida le pidieron que acepte al niño como su hijo espiritual. Mi abuelo, conmovido por la fe puesta en él, hizo traer agua del río Blanco para proceder al bautizo de la criatura a quien pusieron el nombre de Germán. En esta oportunidad especial no se tomó en cuenta en el sacramento del bautizo a la madrina, señora Eduarda Hurtado, madrastra de mi padre Moisés, porque no existía una unión legal con mi abuelo, anqué le fue permitido alzar al niño en sus brazos y guiar la oración bautismal. De esta manera, quien tumbó su ombligo en esta tierra de El Carmen, a orillas del río Blanco, recibió la gracia divina, constituyéndose mi abuelo en compadre de sus amigos Pablo Busch y Raquel Becerra y en padre espiritual de Germán y mi padre y todos mis tíos y tías en hermanos espirituales de quien andando el tiempo sería el Máximo Héroe de la Guerra del Chaco y primer beniano que logró la Presidencia de la República. Hay algo más. Cuando la criatura ya no presentó signos de enfermedad alguna, los padres del niño decidieron seguir viaje a San Javier de Chiquitos, provincia Ñuflo de Chávez de Santa Cruz, habiéndole proporcionado mi abuelo, que ya se sentía parte de la familia Busch-Becerra, un guía conocedor de la navegación del río Blanco, pues estaban en el mes de marzo, cuando el río sube y desborda y forma bahías en varias partes y quién no conoce se puede perder o tener serias dificultades, especialmente al llegar a la cachuela Chapacuras, que es muy peligrosa por ser larga y tener muchas piedras grandes, tan grandes que no quedan ocultas cuando la inundación está subida. Como todos mis tíos que fueron a la guerra del petróleo, mi padre Moisés fue parte de esos 12 hijos de mi abuelo que marcharon al Chaco Boreal. Tuvo lo suerte de estar en la unidad militar de Carmelo Cuéllar Jiménez, en ese tiempo ascendido a Teniente, uno de los bravos combatientes itonamas conocido como otro de los grandes héroes de la contienda con el Paraguay. Cuando las balas y los cañones no tronaban cerca de sus cabezas, en muchas ocasiones se juntaron con su coterráneo y hermano espiritual Germán Busch Becerra, y entonces las charlas iban y venían en torno a episodios de la guerra y a veces sobre la tierra tropical que todos esos valientes habían dejado para cumplir con la patria. Todos los soldados de esa unidad eran del Beni y se jactaban de su raza beniana, igual que Germán Busch, que ya por ese entonces su apodo de “El Camba Busch”, ya estaba creciendo por su coraje y prestigio. Tenían conciencia de que eran soldados muy valientes y que eran admirados y temidos por los pilas paraguayos, se creían más que hombres, pero menos que Dios, según lo recordaba emocionado mi padre Moisés que era uno de ello, sin embargo, las acciones guerreras de Germán Busch superaban a las de sus paisanos y las del Tte. Cuéllar Jiménez, a tal punto que el Alto Mando le encomendaba las misiones más difíciles, pero mi padre lo recordaba con rasgos muy humanos, habiéndole perdonado la vida dos veces al mismo Etigarribia, jefe de las fuerzas paraguayas. En cambio el coronel Cuéllar Jiménez, tan valiente como Busch, era más radical y vertical que una plomada, sino acordémonos de las orejas que tenía, que cortaba a sus enemigos muertos para que sus jefes le crean cuando les llevaba los informes de sus cuatrereajes entre los pilas. Una última faceta sobre el lugar de nacimiento de Germán Busch Becerra fue la que en forma personal me contaba abuelito, rondando ya los 90 años, cosa que sabía muy bien mi padre y mis tíos, cuando él se entera que su ahijado llegó a la Presidencia dela República. Mi abuelo viajó a La Paz en busca de su ayuda para el pueblo de El Carmen y nada mejor que pedirse la a quien había tumbado su ombligo en las goteras de este pueblo. Tan bien le fue que consiguió 60.000 bolivianos exclusivamente para abrir una brecha de penetración de El Carmen a la capital beniana. Con esta plata se organizó la comisión para hacer el reconocimiento de las posibles rutas, siendo el jefe el señor Isaías Suárez Hurtado, sobrino del abuelo Luis. Salieron de El Carmen con rumbo a Trinidad y llegaron a San Javier, en la Provincia Cercado, pero en el trayecto encontraron muchos obstáculos, lo que no permitió hacer un proyecto caminero. La segunda incursión fue por el lado Sur, guiados por el Prof. Carlos Loaiza Beltrán, llegando a Casarabe y una tercera ruta que viene a ser el camino que hoy transitamos, pero que en esos años quedó simplemente definido, pues todo se paralizó con la muerte repentina del ilustre Presidente beniano, nacido en El Carmen del Iténez. Pero quisiera acotar algo más de ese viaje. Cuando nuestro abuelo volvió de La Paz, en diversas ocasiones contaba la gran emoción que sintió cuando estuvo frente a su ahijado, el gran Presidente Busch y Máximo Héroe de la Guerra del Chaco, y también la emoción visible que mostró Busch cuando él le hizo recuerdo de aquella lejana e inolvidable circunstancia, realidad que el Presidente Busch conocía muy bien porque su madre, la señora Raquel Becerra, se había encargado de que su hijo, desde que era pequeño, supiera tan importante hecho histórico para los benianos y para la historia de Bolivia. Finalmente, quiero remarcar un aspecto personal de esta tradición familiar y que pienso es importante porque contribuye a fortalecer el orgullo de todos los habitantes de esta región. Es comprensible el deseo de los hermanos cruceños de querer que Busch haya nacido en San Javier de Chiquitos, pues con semejante personaje cualquier pueblo del mundo quisiera tenerlo como hijo de su territorio. Por eso, cuando ya era jovencito y venía a Trinidad por diferentes motivos, pasaba por el monumento al Tte. Gral. Germán Busch que estaba en la esquina del Liceo Mario Saielli, en media avenida, sentía gran orgullo al leer en la placa de esa estatua la siguiente frase: “El Beni a su hijo glorioso”, porque yo ya sabía por mi maestro Velarde, por mi padre Moisés y mi propio abuelo Luis, que ese gran beniano nació prácticamente en nuestro pueblo de El Carmen y sobre todo porque mi abuelo Luis fue su padrino de agua, como he relatado al comienzo. Por todas esas circunstancias, siento que tan notable héroe boliviano es como mi tío.

2. SEÑORA ARCELIA VELARDE LANDÍVAR VIUDA DE SUÁREZ.

Como segunda declarante se hizo presente la señora Arcelia Velarde Landívar Vda. de Suárez, de 76 años, con cédula de identidad Nº 1675176 - Beni, para responder a la pregunta planteada en este testimonio. A la primera parte del interrogante declaró que: “Al primero que escuché hablar del nacimiento del gran personaje Germán Busch en la población de El Carmen del Iténez, fue a mi padre Juan Antonio Velarde Justiniano, nacido en Santa Cruz, cuyos padres se avecindaron en El Carmen del Iténez. Por muchos años mi padre se desempeñó como maestro de esta población y fundó la primera escuela en El Carmen. Yo soy nacida en esta población, y gracias a él, estando de unos10 o 12 años, lo escuché por primera vez y en muchas otras oportunidades, cuando llegaba el 14 de junio, día en que se terminó la Guerra del Chaco, y en cuanta ocasión escolar o familiar se presentaba. Como toda gente carmelitana de entonces, mi padre conocía del nacimiento en “La Pampita” del niño Germán Busch Becerra, a pocos metros de nuestro pueblo, cosas que eran comidilla de cada día en esta población cuando todavía peleaban nuestros hombres en la Guerra del Chaco y más que todo cuando llegó a la Presidencia de la República de Bolivia. Soy una mujer nacida en El Carmen del Iténez, radicada en Trinidad, con 76 años y soy viuda del señor Rigoberto Suárez Canales, uno de los 12 hijos que mi suegro Luis Suárez Suárez envió a la Guerra del Chaco, a cumplir con honores con la patria. Mucho después de la guerra, cuando nos casamos, mi esposo fue la segunda persona que me habló de Germán Busch y su nacimiento, y fueron muchas, muchísimas las ocasiones en las que él me conversaba muy contento algunos aspectos sobre el nacimiento de Germán Busch Becerra en “La Pampita”, situada un poquito debajo de la población, y luego cuando su padre don Luis Suárez Suárez los llevó hasta su establecimiento agroindustrial “Bolívar” y tuvo que bautizarlo con agua del río Blanco a pedido del Dr. Pablo Busch y la señora Raquel Becerra. Mi esposo Rigoberto era uno de los hermanos menores Suárez que marcharon a la guerra y Busch era un poco mayor con unos años que mi esposo, pero ambos estuvieron en la misma guerra, aunque Rigoberto cumpliendo otras funciones asignadas por el Gral. Federico Román, comandante de la movilización del Beni hacia los arenales del Chaco. Como ya expresé antes, mi esposo Rigoberto fue uno de los 12 hijos varones que don Luis Suárez Suárez mandó a la Guerra del Chaco para que cumplan su deber patriótico defendiendo los petróleos bolivianos que ambicionaba el Paraguay. Y los 10hermanos que tuvieron la suerte de retornar, relataban las hazañas de Germán Busch, con el mismo orgullo y contento que lo hacía mi esposo Rigoberto. ¡Cómo no sentir profundamente la misma emoción!, si ellos tenían varios motivos para sentir lo mismo, como trataré de resumir:
Por haber sido su padre, don Luis Suárez Suárez, padrino de agua de ese niño cuando nació, y con agua de nuestro río Blanco.
b) Por haber sido la población El Carmen del Iténez donde ellos vinieron al mundo, el mismo lugar de nacimiento de ese gran héroe beniano.
c) Por haber sido todos ellos combatientes en la misma guerra en la que también fue protagonista nuestro gran héroe Germán Busch: y
d) Finalmente porque, con carácter espiritual, ese Máximo Héroe de la Guerra del Chaco venía a ser hermano mayor de varios de ellos.
Quiso Dios que el nacimiento de tan ilustre personaje de la historia boliviana sea un honroso patrimonio de El Carmen del Iténez. Por aquellas razones históricas, el año 2009, varios familiares descendientes de don Luis Suárez Suárez y ésta su hija política que soy yo, decidimos dejar un testimonio permanente para las generaciones presentes y futuras sobre la cuna beniana del Tte. Gral. Germán Busch Becerra, erigiéndole una estatua pedestre, inaugurada el 16 de julio, nuestra fiesta patronal en la plaza de nuestro pueblo El Carmen del Iténez, donde el 23 de marzo del 1903 llegó al mundo Germán Busch Becerra para darnos coraje y honor a esta tierra beniana.

3. SEÑOR GUILLERMO ESPINOZA SUÁREZ

Como tercer declarante, está presente el señor Guillermo Espinoza Suárez, de77 años de edad, con cédula de identidad Nº 1674567 - Beni, radicado en la ciudad de Trinidad, quien también dijo conocer importantes datos sobre el lugar de nacimiento del honorable militar beniano Germán Busch Becerra, datos que le fueran transmitidos por su señora madre y sus tíos, incluso su abuelo mismo, don Luis Suárez Suárez, quien quiso el destino sea el padrino de agua del niño Germán Busch Becerra. El señor Guillermo Espinoza Suárez manifestó que la señora Eulogia Suárez Ojopi fue su madre y que era una delas hijas mayores de don Luis Suárez Suárez. Ella le habló en diferentes oportunidades sobre el lugar de nacimiento del que fue Héroe Nacional de la Guerra del Chaco y Presidente de la República de Bolivia Tte. Gral. Germán Busch Becerra, habiendo señalado a El Carmen del Iténez como su cuna de ese nacimiento, en realidad en la hacienda “La Pampita”, pero que luego fue llevado por su abuelo a su establecimiento agroindustrial “Bolívar”, que se hallaba cuatro vueltas arriba del pueblo. En cierto modo, la información verídica que relatamos en este documento notariado es un patrimonio histórico que nuestra familia, que se honra en mantener, conservar y expresarlo con la frente altiva, teniendo a Dios por testigo y al señor Notario de Hacienda del Departmento. A poca distancia de El Carmen fue donde Germán Busch Becerra “tumbó el ombligo”, como muy bien lo conocen los carmelitanos. Sus padres se hallaban de viaje arribando el río Blanco rumbo a San Javier de Chiquitos. En una embarcación arribaba la familia Busch - Becerra el río Blanco, muy cerca de esa población, cuando la señora Raquel, que tenía los meses suficiente espara el alumbramiento, sintió los dolores del parto, que se produce en la misma embarcación. Con la ayuda del Dr. Pablo Busch, el padre del niño, que era médico. Como mi abuelo Luis trasladó a la familia, que era su amiga, a su establecimiento “Bolívar”, que estaba unas cuatro vueltas más arriba de El Carmen, aquella noche la criatura lloró mucho, doña Raquel siguiendo costumbres cristianas le pidió al dueño de la hacienda, mi abuelo, para quesea padrino de agua dl recién nacido, y así prevenir cualquier desenlace. De esta manera, mi abuelo Luis Suárez Suárez le echó agua al recién nacido y fue padrino de quien, transcurrido el tiempo, sería nuestro Gran Héroe de la Guerra del Chaco Tte. Gral. Germán Busch Becerra y Presidente de la República. En cuanto a la segunda parte del testimonio, manifestó: Pongo a Dios por testigo y al señor Notario de Hacienda que muchas veces mi señora madre Eulogia Suárez Ojopi, hija de don Luis Suárez Suárez, en ocasiones familiares y en especiales circunstancias sociales, cómo le encantaba comentar este hecho histórico que les acabo de manifestar. Pero no solamente mi madre lo relataba, sino que en otras oportunidades era mi propio abuelo y mis tíos, especialmente cuando volvieron de la Guerra del Chaco, quienes aseguraban aquella verdad y lo hacían con profundo orgullo, pues 12 tíos fueron combatientes en la Guerra del Chaco, y en esos años de combates, escucharon las hazañas guerreras de ese héroe parida en el mismo pueblo en que nacieron todos ellos, hijos todos de mi abuelo Luis Suárez Suárez, que fue un hombre muy prolífico, tan cierto que mi tío Moisés Suárez Jiménez estuvo en la misma unidad combatiente en la que estaba ese otro gran héroe beniano Cnl. Carmelo Cuellar, y donde muchas veces compartió tertulias con su hermano espiritual Germán Busch Becerra, según comentaba.
Un último dato quiero decir en estos recuerdos. Cuando Busch llegó a la Presidencia de la República, nuestro abuelo Luis, que murió en la década de1950, con más de 90 años, viajó a La Paz y habló con su ahijado el Primer Mandatario de la Nación, y consiguió un ayuda importante para el pueblo donde había nacido, ayuda económica que era para abrir el camino entre Trinidad y El Carmen. Mientras estaban buscando la mejor ruta para el camino, llegó la noticia de su inesperada muerte. A su retorno de La Paz, nuestro abuelo Luis contaba la gran emoción que él sintió cuando estuvo frente al Presidente, su ahijado, y la emoción que sintió Busch cuando él le hizo recuerdo de aquel tiempo de su nacimiento, circunstancia que el Mandatario sabía porque su madre se había encargado de que supiera, desde que era chico.

4. SEÑOR RESTAN ESPINOZA MORÓN

El cuarto y último declarante es el señor Rustan Espinoza Morón, nacido y residente en la población de El Carmen del Iténez, con 59 años de edad y carnet de identidad Nº 1563886 - SC, bisnieto del señor Luis Suárez Suárez. A la pregunta formulada el señor Rustan Espinoza Morón respondió: Lo que yo sé y sabe mi familia, como saben muchos carmelitanos, sobre el nacimiento del gran personaje Héroe Nacional de la Guerra del Chaco y Presidente de Bolivia, el Tte. Gral. Germán Busch Becerra, es que nació muy cerquinga de El Carmen, en “La Pampita”, un torno abajo de esa población carmelitana, cuando sus padres estaban de viaje a Santa Cruz, y que después fue llevado por mi bisabuelo Luis Suáres Suárez, a su Hacienda “Bolívar”, un poco más arriba de El Carmen. Mi bisabuelo era cruceño, pero ya vivía en esta tierra del Beni hacía bastante tiempo. Sobre cómo llegué a saber esto que le acabo de declarar, les confieso que lo supe gracias a mi abuelita Eulogia Suárez Ojopi, porque yo viví mucho tiempo con ella, y era una de las hijas mayores del señor Luis Suárez Suárez, nacida en los últimos años de 1890. En muchas ocasiones familiares, estando yo chico, después en joven y cuando ya estaba casado, porque ella murió en 1980, escuché a mi abuelita decirnos a mí y a otros parientes, el relato que les acabo de hacer sobre el nacimiento de ese gran personaje histórico del Beni. Mi abuelita, como las viejitas de antes, tenía una excelente memoria y ella era mayorcita que Busch y prácticamente fue testigo ocular de estos hechos. También en otras oportunidades, cuando en algún grupo de familiares y amigos, llegaba la circunstancia, con el recuerdo de mi abuelita, yo mismo he relatado ese pasaje y lo he hecho con harta emoción y mucho orgullo, porque ese gran héroe de la Guerra del Chaco, y creo que el único Presidente beniano, había nacido en El Carmen del Iténez, en este rincón beniano, y era en cierto modo, hermano espiritual de mi abuelita. Como uno más de los descendientes de mi bisabuelo Luis Suárez Suárez, siento una gran emoción al mirar la estatua de cuerpo entero de Busch, que varios tíos míos y mi tía Arcelia levantaron en la Plaza de esa población carmelitana, para su fiesta patronal, el año 2009, en testimonio constante y merecido para las generaciones venideras sobre la cuna beniana del Tte. Gral. Germán Busch Becerra, máximo Héroe de la Guerra del Chaco.
Con lo que terminó la audiencia, a horas 11:45 del mismo día y fecha, firmando en constancia todos los declarantes y yo, el Notario de Hacienda del Gobierno Autónomo del Dpto. del Beni que certifica.
---------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

POR LA PATRIA MURIERON ALEGREMENTE Y POR ELLA SE CONQUISTÓ LA VICTORIA... (KILÓMETRO 7 — GUERRA DEL CHACO)

Por: O. Cordova . «Se sabe que el efectivo de enemigos en la acción de Km. 7 llegaba a 10.000 hombres muy bien armados. Las fuerza...

Popular Posts